Marilyn Patiño ahora hace fiestas infantiles

104 0

Desde hace dos años y de su propio bolsillo, la actriz organiza fiestas infantiles para niños de escasos recursos. Les reparte premios y mercado. En cada fiesta se gasta cerca de un millón de pesos.

Hace dos años, justo en época decembrina, Marylin Patiño, la actriz que actualmente interpreta a la antagonista de Oye bonita, pensó en que sería bueno poder darles regalos a niños de escasos recursos para que tuvieran una Navidad feliz.

Sin muchos preparativos organizó una fiesta a la que llevó niños de distintas localidades, compró detallitos, les hizo piñata, rifas de patines y bicicletas y hasta ella misma los divirtió. Recordó la época en que trabajó como recreacionista y los puso a jugar en distintas actividades.

Desde entonces y luego de hacer un balance de esa fiesta, en la que “más que premios y regalos les di felicidad”, se convirtió en una actividad mensual en distintas ciudades de Colombia.
“Todos los seres humanos estamos obligados a dar de nuestro sueldo un diezmo, y el mío lo utilizo para regalarles felicidad a todos estos niños”, asegura la actriz que desde siempre ha sido cristiana.

Y añade: “Los actores ganamos más de un millón de pesos como para no poder hacer este tipo de actos, pero obvio que llega un momento en el que hay que pedir apoyo para seguir adelante”, dice.

Tan empeñada está con el tema que ya registró el nombre de su fundación en la Cámara de Comercio de Bogotá. Se llama Mariposas Amarillas y su lema es ‘Por un momento de felicidad’.
Y aunque ya ha estado en Manizales, Cali y Girardot, la idea es llegar a más ciudades de Colombia.

“Quiero crecer como Fundación. Estoy invitando a 30 niños en cada fiesta y esto lo hago con el apoyo de las alcaldías o de los curas que son los que me dicen qué niños son los más pobres, pero la meta es llegar a tener a unos 100 niños”.

Su objetivo no es retirarse de la actuación. La actriz asegura que este es un trabajo que se puede hacer cuando se quiere. “Ahora, si Dios decide que mi concentración solo debe estar en estas obras, pues así será”, concluye.
Fuente: El Tiempo