Marlon Moreno se enfrentó a un duro entrenamiento militar para su personaje

151 8

Su natal Cali, la misma que lo vio nacer y crecer, fue testigo de su constante lucha para materializar un sueño que rondaba en su cabeza cuando apenas era un niño: convertirse en actor. Antes de consolidarse como uno de los mejores artistas del Cine y la televisión colombiana, este caleño, hincha furibundo del América de Cali, tuvo que afrontar duras pruebas.

Mensajero, taxista, y cajero de un banco, fueron algunos de sus trabajos antes de darse a conocer en la pantalla chica. Sin embargo, su perseverancia y ganas de salir adelante, fueron las herramientas que lo llevaron a ganarse el respeto y la admiración de sus colegas y del público colombiano.

Su primer debut como actor fue en Cali, en la novela ‘Vidas Robadas’ y en la comedia ‘Gente Fresca’ de Telepacífico, trabajos con los cuales obtuvo el premio ‘Simón Bolívar’ como ‘Mejor Actor Regional’. Consciente de que el éxito se logra a partir de la preparación, Moreno estudió Arte Dramático en la Universidad del Valle, posteriormente, viajó a Paris-Francia, donde realizó estudios de Expresión y Movimiento Corporal y estudió Arte Dramático en la Escuela de Artes y Ciencias Escénicas de Bogotá.

‘El Precio del Silencio’, ‘Pandillas Guerra y Paz’, ‘El Pasado No Perdona’ ‘La Otra Mitad del Sol’, ‘No Renuncies Salomé’ y ‘El Último Matrimonio Feliz’, son algunas de las tantas producciones en las que Marlon ha demostrado que su talento no tiene límites. Así mismo, su profesionalismo actoral se ha visto plasmado en diferentes series para FoxTelecolombia como: ‘Tiempo Final’ y ‘Sin Retorno’. Y en Cine en las películas: ‘Entre Sábanas’, ‘El Ángel del Acordeón’, ‘Soñar No Cuesta nada’, y las más reciente ‘Perro Come Perro’, con la cual ha ganado importantes galardones.

El reconocimiento a su talento y versatilidad, le han valido innumerables premios entre los que se destacan: Premio en el Festival de Cine de Cartagena a Mejor Actor Regional’ en el año 96. Premios “SHOCK”, como ‘Actor Revelación’. 1997, Premio “TV & NOVELAS”, ‘Actor Revelación’ año 97. Premio Simón Bolívar como ‘Actor Revelación’ en 1997. En el Festival de Cine de Cartagena de 2007, recibió el Premio India Catalina, como mejor actor de reparto por su personaje del Teniente Solórzano en la cinta ‘Soñar No Cuesta Nada’. Premio India Catalina a ‘Mejor Actor de Reparto’ en el año 2008. ‘Mejor Actor Protagónico’, otorgado por los Premios Nacionales de Cine 2008, por la película ‘Perro Come Perro’. Premio a ‘Mejor Actor’ en el Festival Internacional de Cine de Gramado Río de Janeiro, Brasil por la película ‘Perro Come Perro’ 2008 y Premio a ‘Mejor Actor’ en el Festival Internacional de Cine en Guadalajara por la película ‘Perro Come Perro’2008.

Aún sin haber concluido el personaje del Dr. Torres, Marlon se mete nuevamente en los zapatos del Teniente Solórzano, en la espectacular serie ‘Regreso a la Guaca’, realizada en formato Cine para Televisión, donde como él mismo dice: “tengo mucha pasión por este proyecto y estoy seguro que cuando los televidentes tengan la oportunidad de verla les va a gustar mucho”.

Entrevista: ‘me involucro tanto con mis personajes que termino enfermándome’

¿Usted y los demás actores han tenido entrenamiento militar, porque las escenas que vemos son muy fuertes, cómo ha sido ese proceso?

Para mí ha sido muy duro. Hay una parte en la serie donde nos entrenamos para volver a portar el uniforme, estamos preparando como lo hicimos para la película y esa es una de las partes que a me asusta mucho, porque el entrenamiento militar es realmente muy fuerte. La altura me ha afectado porque los entrenamientos los realizamos en la Calera, estamos a 3000 metros, esto es para varones. Esa parte me afecta muchísimo porque a pesar de que yo hago ejercicio no es lo mismo, generalmente comenzamos desde las 5 de la mañana hasta las 10 de la noche, es bastante desgastante.

¿Cómo ha sido la experiencia de grabar en una cárcel?

Es una adrenalina muy fuerte, cuando íbamos en el segundo día de grabación, yo salí totalmente devastado, tenía ganas de llorar, tenía mucha presión y para completar se fue la energía y tuvimos que esperar como dos horas hasta que llegara la luz para retomar las grabaciones. Estaba totalmente desesperado, fue realmente angustioso. Estar encerrado es algo que yo no le deseo a nadie. Todos salimos de aquí con un estado de ánimo muy extraño, es una sensación de no saber si uno realmente está libre o no. La libertad es como dice la canción ‘lo principal que tiene el hombre en la vida’.

Cuéntenos un poco sobre este papel en ‘Regreso a la Guaca’

Es la continuación de la película ‘Soñar No Cuesta Nada’, una serie de 26 capítulos realizada en formato Cine para Televisión, yo continuo con mi personaje del Teniente Solórzano, un hombre que está enfermo, tiene los días contados y tiene la necesidad de ver a su familia muy bien económicamente para que no sigan pasando necesidades.

¿Por qué aceptó volver a interpretar este papel?

Porque los libretos están muy bien escritos, es una historia que desde que la empecé a leer me gustó mucho, tiene humor, acción y está muy bien entretejida la trama. Realmente este es un personaje que yo sentí que me había quedado haciendo falta, porque en la película la historia del Teniente quedó inconclusa y ha sido una de las cosas más bonitas que me han podido pasar, representar este personaje con todos estos cambios dramáticos y estados de ánimo, realmente es un reto muy bonito para mí como actor.

¿Cuáles son los elementos diferentes que van a ver los televidentes que no se vieron en la película?

Yo creo que hay una oportunidad para intimar mucho más con los personajes, se entra mucho más a la psicología, a la parte íntima de cada uno de ellos, el hecho de que sean 26 capítulos, nos permite ver toda la psiquis y las personalidades de cada uno.

¿Le ha sucedido alguna anécdota en las grabaciones?

Sí, lo más curioso ha sido en los entrenamientos, me dio la pálida y sucedió algo muy extraño, pero que tiene también mucho que ver con el personaje, estaba entrenado en un Batallón que queda por los lados de la Calera, llevaba trabajando con ‘El Último Matrimonio Feliz’ tres noches seguidas hasta las seis de la mañana y al día siguiente me tocó entrenar y me dio una recaída. Según los médicos, era algo así como un ‘síndrome de síncope’, muy asustador porque como por un minuto me fui y eso me alarmó mucho, pero creo que fue consecuencia del cansancio. Eso ha sido como la parte que me ha golpeado bastante, pero de ahí para acá todo ha sido muy bonito, la emoción de estar aquí trabajando, yo estoy muy contento, tengo mucha pasión por este proyecto y estoy seguro que cuando los televidentes tengan la oportunidad de verla les va a gustar mucho.

¿Cada nuevo proyecto implica un reto, qué significa este personaje para usted?

Esto es muy especial para mí, porque el hecho de representar a un militar es una figura muy fuerte, y yo siempre trato de hacer los personajes de carne y hueso, que no sean estereotipados, y siempre que voy a representar a Solórzano me enfermo, pues yo sufro de gota y se me alborota la gastritis y los dolores de cabeza. Creo que ahí resumo parte de lo que me pasa con el personaje, le tengo un respeto grandísimo, a cada escena, le entrego el 100% de lo que yo pueda dar en ese momento y realmente, con la edad que tengo, representar a un teniente que es como 10 años menor que yo, implica en la parte física tratar de estar muy bien. En la parte psicológica, trabajar el tema de la enfermedad de él es bastante fuerte para mí, por la manera en la que asumo mis personajes, me involucro tanto que termino enfermándome. Gracias a Dios, tengo por otro lado al Dr. Torres que es muy tranquilo y realmente me descansa mucho el alma, porque aquí siempre estoy con una presión todo el tiempo.

Fuente: Canal RCN

Comments are closed.