“Lo importante no es llegar a la meta, lo importante es saber caminar”, esta fue la frase que plasmó en el tablero Mateo Ramírez, el noveno eliminado de Protagonistas de Nuestra Tele antes de despedirse de sus compañeros. Con la firme convicción de haber desempeñado un buen trabajo y de haber demostrado su talento durante su permanencia dentro de la Casa Estudio, el norte santandereano habló de lo que para él significó haber vivido esta gran experiencia que sin duda quedará para siempre grabada en su memoria.

“Este reality no es para el que se lleve la plata ni el que dure más tiempo, sino para el que sepa aprovechar la oportunidad que se da solamente cuando uno está afuera”

¿Cómo se siente fuera de la competencia?
Dentro de la Casa Estudio uno está completamente sellado de lo que ocurre en la realidad. Anoche tuve la oportunidad de mirar cosas por internet y me doy cuenta de la bola de nieve que es Protagonistas. Es increíble ver cómo la gente te puede reconocer y expresarte su cariño sin saber quién eres, estoy con muchas expectativas y mucha emoción, pero también con mucha responsabilidad, porque creo que a diferencia de muchos compañeros yo dí una imagen diferente, siempre fui una persona muy seria y creo que mucha gente se identificó con eso. Siento que hay cierto público al que no puedo decepcionar y tengo que demostrarles mis capacidades y mantenerme con la misma imagen con la que estuve allá adentro.

Usted estuvo amenazado dos veces seguidas por convivencia. ¿Cuáles fueron las razones para que eso pasara, si usted mismo dice que intentó mantener una buena imagen y buenas relaciones con sus compañeros?
Yo siento que no me amenazaron en el reality ni por talento, ni por convivencia, a mí me amenazaron por estrategia, porque cuando uno no está dentro de un grupo, éste lo cuida. Los televidentes se dieron cuenta de que había dos grupos, el de las chicas súper poderosas y el de la mafia, pero inevitablemente las niñas se desintegraron. Desde que empecé a jugar no hice parte de ningún bando y Manuela siempre me pidió votos para sacar personas del otro grupo, pero no lo hice porque yo no entré a frustrarles los sueños a los demás, mis compañeros no tenían ninguna razón de peso para amenazarme, sencillamente yo andaba en mi cuento y no estaba dándoles votos y sencillamente por eso se dio mi salida.

Pero vimos que uno de los cara a cara, Edwin le dijo que usted hablaba a sus espaldas
Pasó algo muy particular, yo tengo claro que esto era un juego aquí no había ningún problema personal, por lo menos de mi parte con ninguno de mis compañeros. Cuando me amenazaban a pesar de eso, intentaba alivianar las cargas de los demás y estaba pendiente de prepararles a mis compañeros un agua aromática o un café, no tenía ningún problema con eso, porque yo sé que todo estamos luchando por un sueño. Hay un factor muy diferenciador entre Edwin y yo y es que somos personas de una cultura completamente diferente, el costeño es una persona muy alegre y que comparte con todo el mundo, en cambio los nortesantandereanos somos un poco más cerrados y yo soy una persona tímida, sin embargo siempre intenté estar cerca de ellos. Yo soy de los pocos protagonistas que puede decir que tengo 15 amigos.

¿Considera que se necesitan estrategias para ganar este reality?
En el mundo utópico no se deberían necesitar estrategias sino solamente talento, pero en el mundo real si no tienes una estrategia te sacan de una. Uno necesita un combo de amigos para que lo defiendan y lo lleven hasta el final, pero honestamente como lo dije cuando salí de la competencia, este reality no es el para el que se lleve la plata ni el que dure más tiempo, sino para el que sepa aprovechar la oportunidad que se da solamente cuando uno está afuera. Lo hemos visto en varias oportunidades, el que gana no es necesariamente el que triunfa dentro de un medio tan competitivo y entrar a un medio de comunicación a través de un reality es una carta de dos caras, una cara es hiciste show y ahí te quedas o tienes talento y entraste por ahí, para mí, ese es el mecanismo para entrar con pie derecho, demostrar que se tiene talento.

Usted es periodista y presentador. ¿Cómo terminó involucrado en la actuación?
Desde muy pequeño quería ser actor pero en Cúcuta era imposible lograrlo porque no hay academias de actuación, quería estar involucrado con el medio y empecé siendo camarógrafo, haciendo reportería y una vez se enfermó el presentador del programa en el que trabajaba y lo reemplacé. Descubrí que tenía el don para hablar y esa capacidad la comencé a explotar y con eso me pagué la carrera de Comunicación Social, pero tenía que intentar cumplir mi sueño, es mejor decir morí en el intento que decir ni siquiera lo intenté. De todos modos de Protagonistas no se sale siendo actor, pienso que mi paso por el programa fue una buena ventana porque lo que yo sé hacer es presentar, sin embargo aunque la actuación es algo de respeto si tuviera la oportunidad de actuar lo haría…Fuente: canalrcn.com

Opiniones / Comentarios

Otros links relacionados