Nadal se quedó con la victoria y Djokovic se robó el corazón de los bogotanos

Nadal y Djokovic no podían irse del país sin algún símbolo patrio para comprobar que estuvieron en Colombia

El tenista número uno del mundo venció al serbio en dos sets seguidos durante un juego de exhibición en Colombia.

A los cerca de 14 mil aficionados que compraron boleta para el encuentro de exhibición entre Rafael Nadal y Novak Djokovic poco les importó que el lunes fue un día gris, frío y lluvioso sobre la capital de la República.

Faltaban aún dos horas para el esperado juego y ya el coliseo El Campín lucía repleto en cada uno de sus rincones.

Pero la espera valió la pena. La sola presentación de los mejores tenistas del mundo desató la algarabía del público mientras ambos hacían su entrada a la cancha, hecha en Colombia especialmente para la ocasión.

Los coros de ‘Nole’ y ‘Rafa’ empezaron a hacer eco en el coliseo mientras los número uno y dos de mundo calentaban en la cancha.

Si bien es cierto que el español se quedó con la victoria, el de Serbia se robó el corazón de los presentes con su carisma y su show en varios pasajes del encuentro, que incluyeron imitaciones de Nadal, gestos de mofa hacia los jueces y hasta regalos a los caddies sacados de su propia mochila.

Al final el triunfo fue para el español con un 7 – 6; 6 – 3, resultado que le valió como especie de ‘revancha’ ante el tenista que un día antes lo venció en la final de Indians Wells.

Y es que a decir verdad, pese al poco tiempo de descanso, ambos jugadores se jugaron cada bola del partido como si fuese la última de un Grand Slam del circuito de la ATP.

De hecho en el primer set no hubo quiebre y tanto Nadal como Djokovic jugaron al límite, tanto así que el mismo se prolongó por espacio de una hora aproximadamente hasta que en el ‘Tie- Break’ se impuso el de Manacor con un 7 – 5.

Ese impulso lo aprovechó Nadal para no dejar respirar a Djokovic en el arranque del segundo set. El de Serbia parpadeó en su buen juego del arranque y se vio rápidamente abajo en el marcador con un 2 – 0.

Pese a que el número dos de la ATP se repuso, quebró e igualó la pizarra 3 – 3, su gran desgaste del día anterior le pasó factura y ya no tuvo restos suficientes para aguantar a un endiablado Nadal que se impuso con autoridad en los siguientes tres ‘games’ para salir ganador del coliseo El Campín.
Al final el coliseo estalló en aplausos para cerrar un día mágico con los mejores tenistas del mundo de la actualidad, mientras ellos se divertían firmando algunos autógrafos, tomándose fotos y agradeciendo a todos los presentes por haber estado allí.

Tanto Nadal como Djokovic saldrán ahora hacia Florida, Estados Unidos para continuar con el calendario ATP, en donde les espera el Masters 1.000 de Miami, torneo que le ha sido esquivo al español en la dos finales que ha disputado y que en cambio el serbio ya guarda en su vitrina de trofeos desde 2007, año en que lo ganó.

Fuente: elespectador.com

Opiniones / Comentarios

Otros links relacionados