Natalia París, está cansada de ser la rubia tonta y buenona

Publicado en at 12:22 pm
98 0

Ahora quiere ser Dj, exportar sus productos, producir su película y ser la mejor mamá del mundo.

Primero como la reina de las campañas publicitarias, después como industrial del mundo de la belleza y luego como una grata revelación en el cine, la modelo, actriz y empresaria no deja de sorprendernos.

Ser modelo era el foco para Natalia París desde niña, pero quedarse estancada en esa ocupación no le resultaba emocionante, por lo que comenzó con sus productos de belleza.

Hoy ya vende 25 en los almacenes de cadena y tiene en cola varios, a la espera de un sello del Invima para poder comercializarlos… “No niego que la crisis nos tocó, pero continuamos en la lucha y creo que nos mantenemos vigentes, pues se trata de productos con calidad e investigación. Ahora estoy a la espera de lanzar un sérum pre maquillaje, que brinda un toque lifting”.

Con una amplia baraja de proyectos para el futuro, Natalia siente que en el cine encontró el medio perfecto para crear sus propios papeles e historias, dos elementos con los que muchos actores sueñan pero pocos llegan a concretar. Actualmente escribe un guión basado en una vivencia suya.

“Obviamente no tengo la experiencia literaria, pero tengo varios amigos guionistas que le darán una mirada para que todo quede bien hecho. Sueño con un cine muy visual, tipo español, con una fotografía extraordinaria. La historia es un drama con toques de humor negro y escenas eróticas”.

¿Cansada de los papeles de rubia boba? Su nueva faceta empezó por necesidad, luego de que le ofrecieran los roles de la rubia seductora y bruta. Después de In fraganti, no encontró papeles que la desafiaran, por lo que decidió crear su propia productora para abrirse camino por sí misma… Y continúa preparándose: de lunes a viernes estudia actuación, de 8 de la mañana a 1 de la tarde.

“Ese es mi sueño y lo voy a lograr… La plata para producir llegará por alguna parte y si uno tiene buenas ideas, salen buenas cosas”.
¿Y tu faceta de Dj?

“He vivido una vida muy musical siempre. Estudié piano y solfeo desde niña y mi mamá formó parte de la Orquesta Filarmónica de Antioquia; ella y sus amigos hacían rumbas de jazz en mi casa. Me crié rodeada de música, es más, mi mamá me levantaba a las 6 de la mañana a hacer solfeo y descubrí la dicha de la percusión hace dos años”.

Acaba de comprar unas consolas y tornamesas y anda mezclando y fusionando ritmos y melodías. “El mismo profesor que le dicta clases de batería a Mariana, mi hija, también me enseña congas, percusión y batería, quiero explorar de todo. Cuando hago fiestas, soy la Dj. Me encantan el jazz, el bossa nova y el house funky; Fruto Mejía es mi sénsei en materia de mezclas”.

¿Y si te proponen ser Dj en Ibiza?

“Claro que me le mido, sería una dicha, además de que podría hacer un set, con percusión incluída”.

Una mamá alucinante

“Mi niña se me creció, ya va a cumplir 10 años y es una preadolescente con todos los síntomas de la adolescencia. Los chiquitos de hoy necesitan una mamá más amiga, le muestro toda la verdad, no le tapo los ojos, le hablo mucho de Dios, pero de una manera diferente y trato de enseñarle que no le tenga miedo a nada, que sueñe y que sepa del poder de la palabra, lo que uno declare, así vivirá su vida. Le fascina la música, estudia actuación y así canaliza toda la energía que tiene. No es una niña fácil, es un poco rebelde, pero es el amor de mi vida. No le gustan los números ni las reglas, me llaman del colegio… Pero va a ser una triunfadora”.

Una rutina 10

Natalia se levanta temprano, solo así le rinde el día. “Hago ejercicio, tomo clases de baile; en la mañana tengo clases de actuación hasta la 1:30 p.m. A esa hora hago ejercicio: mi profesor de danza viene tres veces por semana y bailamos salsa y tango y el martes y jueves hago danza contemporánea donde Satori. No volví al gimnasio a hacer pesas, ahora con dos horas de baile diarias tengo para mantenerme. El baile es como un ejercicio de actuación, estás soltando taras mentales”.

Meditación: una máxima a la París

“Practico la meditación todos los días y tengo unos maestros que se llaman Los maestros ascendidos, seres que están en otro plano. Leo mucho de la Nueva energía, son mensajes divinos y muy poderosos y se trata de vivir completamente en amor y de esa manera activamos los poderes que tenemos. Llevo muchos años en una búsqueda espiritual y me siento plena”.

¿Y el amor???

‘Gato’ y Natalia tuvieron una relación intensa de más de siete años y aunque ella asegura que quisiera tener la madurez de decir que son amigos y que entre ellos solo hay una amistad, es mentira. “Cuando hemos tratado de ser amigos, siempre volvemos… Nos evitamos porque ya ha pasado mucho tiempo, he hecho mi vida, he conocido a otras personas y la libertad, pero este sentimiento sigue latente… Por ahora no quisiera perder mi libertad, no quiero a nadie que me controle, me vigilaron toda la vida y no es que haya sido malo, pero ser libre es muy valioso y es nuevo para mí”.

¿Pero el reencuentro fue muy intenso? “Me invitaron para la inauguración de una discoteca en México y contrataron a famosos de todo el mundo y ahí estaba Gato. La pasamos como de luna de miel. Luego cada cual llegó a su casa, a su realidad, él estaba en Miami, yo no tengo visa y es muy difícil la distancia… y la rebeldía en que me encuentro…”

Libre, muy libre

“Estoy pasando muy rico, tan rico… Es algo que siempre me faltó. Cuando era adolescente nunca tuve amigos ni amigas, era mujer de casa. No rumbeaba, no me tomaba un trago, he tenido tres novios eternos, que amé mucho, pero han sido muy pocos hombres en mi vida y lo digo en el mejor sentido de la palabra. La amistad, salir con amigos, a divertirme, me he vuelto muy rumbera y la paso bien. Tengo un parchecito con el que la paso increíble: el gordo Villaveces, Hernán Zajar, Sebastián Canedo, Roberto Velásquez y Adriana, mi jefe de prensa, mis amigos”.

Tus libros

‘El libro blanco’, de Ramta, y ‘El Aleph’, de Borges. He querido empezar a leer poesía, como ejercicio me encanta y hago el esfuerzo de aprenderme algunos poemas, son divinos, te llenan el alma…
¿Te casarías de nuevo?

El matrimonio es una programación de la sociedad, llena de ideas retrógradas. Creo en la lealtad, aunque no haya un título de la relación; deben existir respeto y lealtad, pero no hay que casarse, eso pienso ahorita, quedé hastiada del tema.

¿Con la cara hinchada?

Hace algún tiempo vimos a Natalia con los pómulos prominentes y un poco inflada, sin embargo este cambio, según ella, fue debido a un efecto de los mariscos y el pescado. “Me hinchan la cara, me dan alergia y unas pastillas de regeneración celular que tomaba, son a base de ellos. En una época estaba rara, carona y era por culpa de esas pastillas, no puedo consumir nada que tenga pescado y de eso se percató una dermatóloga. Me hice pruebas y si lo hago me vuelvo un monstruo… Me encantan, pero no puedo volver a comerlos”.

Sus tips de belleza

No comer harinas por la noche, pero de día sí. Si no las comes andas sin energía y aburrida.

Me gusta el dulce, a veces peco con un postre, pero al otro día bailo el doble para quemar las calorías.

Compro muchas cremas, lo último que ha salido, nunca me acuesto sin desmaquillarme.

Rumbear, pero no tomar tanto trago, no fumar…

Una vez a la semana cojo azúcar, miel, chocolate en polvo y un poquito de aceite y me hago una exfoliación en el baño, el aura queda dulcecita y es una mascarilla divina para la piel.

La cúrcuma es increíble, hace que el plomo de tu cuerpo salga…
También comer una mandarina en ayunas.
Fuente: eltiempo.com

Opiniones

opiniones y comentarios

Otros links relacionados