Niña que actuó en ‘Quisiera Ser Millonario’ sigue viviendo en una choza

Un año después de que la película Quisiera ser millonario arrasara en la pasada ceremonia de los Óscar, una de sus protagonistas, la niña Rubina Alí, continúa viviendo en una pequeña choza de Bombay, según cuenta ella misma en una entrevista al diario británico The Times.

Pese a los galardones cosechados por la cinta (8 Oscar en total) y a la promesa hecha por la fundación creada por el director de la película, Danny Boyle, de proporcionar a la familia de Alí una vivienda digna, la niña continúa residiendo en una choza de esta ciudad rodeada de suciedad y sin las mínimas condiciones sanitarias.

Después de que la fábula de Boyle rodada con apenas 15 millones de dólares y un plantel de actores aficionados y casi anónimos en Bombay arrasara en los Óscar el pasado año, la situación de la pequeña apenas ha variado con la única excepción, según señala este periódico, de que la familia de Alí cuenta ahora con una enorme televisor.

En una entrevista que publica el mencionado diario británico, Alí relata que el éxito de la película, con la que ésta alcanzó la fama mundial, apenas ha salpicado su día a día y afirmó que sigue viviendo “sin agua corriente”.

El único objeto “de lujo” que pude apreciarse en el hogar de Alí es una enorme televisión de plasma.

“Llevo mucho tiempo en las chozas, así que continuar aquí un poco más no va a cambiar mucho las cosas”, señala la pequeña actriz al rotativo.

Según The Times, una supuesta riña entre el padre de la actriz y Boyle ha sido la causante de que Rubina no tenga todavía la nueva casa que se le prometió junto con Azharuddin Ismail, el otro niño protagonista.

Rafiq Quresi, progenitor de la pequeña y carpintero de profesión, considera que la cantidad que se les iba a asignar para comprar un nuevo hogar, de 36.360 libras (unos 40.400 euros), no es “suficiente” para adquirir una propiedad en un “área aceptable” de Bombay.

La pequeña Rubina parece menos preocupada y asegura que tras haber formado parte del reparto de Quisiera ser millonrio, su sueño ahora es convertirse en una “estrella” de cine.

En cuanto a su día a día, la niña prosigue más o menos con sus mismas rutinas de antes y se dedica a las actividades que ya desarrollaba antes de conocer los lujos de Hollywood, como jugar con los teléfonos móviles, ver películas de Bollywood y tomar té con su padre.

Su padre también indica a este diario que tras la grabación del filme su hija ha desarrollado “un gusto caro” por las cosas.

“Ahora le gusta el chocolate bueno, la ropa buenos y los juguetes buenos”, comenta Quresi.

Fuente: Esmas

Opiniones / Comentarios

Otros links relacionados