Nuevo escándalo para Silvestre Dangond

130 0

“Descabellada y lamentable”, así calificaron decenas de vecinos de Aguamarina Beach Resort, complejo residencial ubicado en el kilómetro 64 de la vía Barranquilla-Cartagena, la bochornosa situación en la que supuestamente se vieron involucrados el cantante de música vallenata Silvestre Dangond, un primo suyo llamado Efraín Corrales y tres personas más a quienes no se les identificó.

Se conoció que el pasado viernes en la mañana, Dangond y estas personas llegaron al resort en avanzado estado de alicoramiento y, una vez dentro del lugar, uno de los del grupo sacó una pistola calibre 45 e hizo disparos al aire, irrumpiendo bruscamente la tranquilidad del lugar.

Este hecho causó alteración en unos vecinos que se encontraban haciendo ejercicio por las zonas verdes del conjunto y de un personal de aseo que apenas llegaba a cumplir con sus labores diarias.

Tras las detonaciones, el equipo de vigilancia de Aguamarina Beach Resort se acercó hasta Dangond, propietario de una lujosa vivienda allí, para exigirle mesura a él y a su grupo de amigos. Dicha solicitud, según vecinos, no fue acatada por ninguno de los protagonistas del incidente.

“El cantante entró a su casa con los amigos y, después de unos minutos, volvieron a accionar el arma. Esta vez lo hicieron desde el segundo piso de la casa”, señaló un testigo del hecho, quien prefirió no entregar su identidad por razones de seguridad.

Otras de las personas que presenciaron el acto lamentaron que “una estrella de talla nacional e internacional diera ese tipo de espectáculos”.

“Un artista no luce de esa manera. Que sea polémico en las presentaciones, pero que no ponga en riesgo la vida de la gente”, mencionó otro de los exclusivos vecinos del lugar.

Llegó la Policía. Luego de que el cantante, su primo y el resto de los acompañantes se negaran a acatar el llamado de atención hecho por la vigilancia del resort, la administración decidió llamar a la Policía.

Minutos más tarde llegaron al recinto varios uniformados del CAI de Playa Mendoza, apoyados por otros hombres de la estación del municipio de Juan de Acosta.

Trascendió que los oficiales incautaron el arma calibre 45, propiedad de uno de los amigos del ‘Hijo de Urumita’.

Uno de los agentes que participó del procedimiento judicial comunicó que las balas que se dispararon con el arma “eran de salva”.

Durante la intervención policial no se estableció si el cantante disparó la pistola.

Dangond ya había estado involucrado en un lío judicial este año cuando tocó los genitales de un niño en plena presentación musical.

Fuente: El Heraldo