‘Pandillas: guerra y paz’, lider en la juventud colombiana

139 47

La serie ‘Pandillas: guerra y paz’  que actualmente transmite el Canal RCN de lunes a viernes a las 11:30 a.m. tiene un gran público y se tomo la franja de las mañanas en los hogares colombianos.Este programa sigue los pasos no sólo de Javier (Freddy Ordóñez) y de los integrantes de su pandilla, sino también del Padre Manolo (Julio Sánchez Coccaro) en su  misión por rehabilitar a los jóvenes de Ciudad Bolívar, que en la mayoría de las ocasiones reenfrentaron a muerte con fatales desenlaces.

Este programa que se está emitiendo desde el pasado 8 de enero muestra datos de sintonía muy satisfactorios, ya que revelan que la pandilla le lleva 13 puntos de ventaja a su enfrentado con un promedio de 38.5 de share personas y obtiene un puntaje de 40.4 de share hogares.

Esta historia concebida para enseñar y educar logró un aporte valiosísimo para la comunidad, ya que de la mano del Padre Alirio Lopez se llegó a la reconciliación entre pandillas. Miles de los integrantes de estos temidos grupos devolvieron sus armas, después de ver a sus amigos en una lucha sin sentido y que dejó víctimas inocentes. Muchos de estos jóvenes antes de aceptar una rehabilitación terminaron en la cárcel y otros murieron en los enfrenamientos diarios con grupos rivales.

Esta serie escrita por Gustavo Bolívar, fue producida por Telecolombia para el CANAL RCN y tiene una historia muy interesante, ya que para realizarla se investigó durante mucho tiempo la situación real de Ciudad Bolívar en compañía del Padre Alirio López quien fue fundamentalpara esos desarmes de pandillas peligrosas no sólo en este barrio de Bogotá, sino también en Girardot en donde los pandilleros se enfrascaban en guerras a muerte.

Actualmente el programa revela siempre con el espirito de reflexión y enseñanza esta realidad y cómo los jóvenes se inician en el mundo de las drogas hasta convertirse en peligrosos vendedores y que evolucionan hasta ser los líderes de su propia pandilla. Las mujeres también son parte importante dentro del desarrollo de estos pequeños grupos armados y se convierten en fichas clave para lograr sus maquiavélicos planes. La posición de la Iglesia desde la figura del personaje Padre Manolo, muestra la preocupación por llevar a cabo una campaña de prevención a través de los padres para que conozcan de cerca las diferentes presentaciones de la droga y así detectar si algún miembro de familia está involucrado.

Ricardo Castro, interpretado por Juan Sebastián Calero, era un niño juicioso y buen estudiante, hasta que fue tentado por Mateo (John Alexander Ortiz), un jovencito que lo llevó a conocer la marihuana y otras sustancias adictivas. A partir de ese momento, sus sueños por convertirse en un gran médico fueron descartados y sus ambiciones se fueron detrás de Javier, el pandillero con más poder en el barrio. Su vida no ha sido fácil, descubrió que su madre era prostituta cuando quiso tener su primera experiencia sexual y justo fue con ella con quien pretendía convertirse en hombre. Ahora descubre que es más fácil tener plata siendo pandillero y siguiendo instrucciones precisas de comportamiento si quiere tener poder.

El programa revela los complejos problemas de una sociedad sin oportunidades pero que lucha por salir adelante a pesar del miedo y de la inmensa escasez. Por tal motivo es imprescindible que la historia de los pandilleros que lideran hoy en su horario por Nuestra Tele se vea en compañía de un adulto responsable que guíe a los jóvenes que ven la realidad en las escenas de Pandillas; guerra y paz.
Fuente: Prensa RCN

Comments are closed.