Para el mundial no pueden faltar los mejores

futboolLas figuras brasileñas darán el presente en Sudáfrica. Pero por cómo van ciertas selecciones, se teme no puedan jugar figuras como Ronaldo o el mismísimo Messi, considerado el mejor del mundo.
El pase de Brasil al Mundial desató alegría en la organización sudafricana, pero otros grandes como Argentina, Francia, Uruguay y Portugal caminan por la cornisa y podrían dejar a Sudáfrica huérfana de estrellas de la talla de Messi, Cristiano Ronaldo, Ribéry y Forlán.

“No puedes organizar un Mundial sin Brasil”, afirmó el responsable del comité organizador, Danny Jordaan, pensando en lo que genera en el público ver a astros como Kaká, Robinho, Luis Fabiano y Lúcio.

“Los reyes del fútbol ya brillaron en Sudáfrica este año cuando ganaron la Copa Confederaciones y queremos ver si son capaces de repetir su actuación y añadir un sexto título mundial a su palmarés el próximo año”, añadió el comunicado del LOC. Ellos estarán, pero otros magos del balompié quizá no.

La victoria brasileña del sábado en Rosario ante Argentina (3-1), al mismo tiempo, significó un golpe para la Copa del Mundo en esa perspectiva, ya que el equipo de Diego Maradona, con Leo Messi, Kun Agüero, Javier Mascherano y Carlitos Tevez, está pendiendo de un fino hilo con vistas a su clasificación.

La red de salvataje de esa zona Conmebol es el quinto puesto de repechaje con un rival de Concacaf, al que Uruguay, campeón mundial en 1930 y 1950, ni siquiera parece poder alcanzar, lo que implicaría la pérdida de golazos de Diego Forlán, Luis Suárez o Cebolla Rodríguez en África.

Leo Messi, mejor jugador europeo para la UEFA, no logra repetir sus actuaciones en el Barcelona y Argentina lo sufre, sobre todo después de que el seleccionador declarara: “Mi Maradona es Messi”, con todo lo que encierra esa frase en el Río de la Plata.

Algo parecido le sucede a Cristiano Ronaldo en Portugal. El jugador más caro de la historia del fútbol (94 millones en su transferencia del Manchester United al Real Madrid), rey del regate, la aceleración y los goles espectaculares, parece perder la memoria cada vez que se pone la casaca de su selección.

En un año apenas marcó un gol, de penal y contra Finlandia en un amistoso, y el sábado fue el atacante de origen brasileño Liedson quien salvó al equipo de Deco, Simao y Pepe de la eliminación con el 1-1 en Dinamarca, a cinco minutos del pitazo final.

Portugal está en el cuarto lugar, lejos del líder Dinamarca y del segundo puesto, que da la ilusión de ir a un repechaje, que ahora pelean Hungría y Suecia (tercero), por lo que también se podría dar el caso de que Zlatan Ibrahimovic, uno de los magos del fútbol, termine viendo el Mundial por TV.

Hacia esa esperanza de repechaje parece abrazarse la Francia de los geniales Franck Ribéry, Karim Benzema, Yoann Gourcuff y Thierry Henry, luego del empate 1-1 ante Rumania que lo alejó del líder Serbia.

Los Bleus al menos saben que tendrían esa oportunidad de la repesca, pero cuando se analizan hipotéticos rivales, puede dar miedo.

Una serie mano a mano, ida y vuelta, contra alguno de los otros mejores segundos, que por hoy en Europa son Hungría (Suecia o Portugal), Grecia, Irlanda del Norte, Rusia (o Alemania si pierde con los rusos en octubre), Croacia, Irlanda y Escocia, no suena muy tentador.

República Checa, un semigrande que animó las grandes citas en los últimos años, está prácticamente eliminada y Milan Baros, el Maradona de Ostrava, seguramente también mirará el Mundial por TV, algo que aún quieren evitar el togolés Emmanuel Adebayor y el camerunés Samuel Eto’o, dioses africanos enfrentados por un lugar en el Mundial 2010.
Fuente: Infobae

Otros links relacionados