Periodistas opinan sobre la nueva serie colombiana «El Ventilador»

97 0

Producciones como Sin tetas no hay paraíso, Criminal y El Ventilador nacen de la idea de retratar aspectos de la realidad. En el caso de El ventilador, se busca destacar la labor de los periodistas, personajes que a diario arriesgan su vida para descubrir realidades solapadas.

“Aplaudo el esfuerzo que ha hecho la televisión al meterse con estos temas. Es un reflejo de nuestra realidad y eso no lo podemos esconder”, dice Hollman Morris, periodista de investigación que a través de su programa Contravía, ha denunciado en numerosas ocasiones atropellos de los paramilitares a los campesinos colombianos.

Por medio de historias que reflejan diversas situaciones, en las que los diseños de los perfiles y las caracterizaciones de sus personajes, la ilustración de escenas y situaciones, y hasta la composición artística de las locaciones, hacen parte de la realidad, El Ventilador familiariza a los colombianos con sus propias costumbres, ilustrando lo bueno, lo malo y lo pintoresco que hay dentro de las personas. Por su parte Edgar Téllez, jefe de redacción de la Revista Cambio, opina que “en esas historias que muestran una parte de la realidad, en medio de todo hay una reflexión acerca de nosotros mismos y nuestra condición”, afirmó Téllez, quien últimamente ha liderado investigaciones sobre la corrupción en el DAS.

Pero más allá de la puesta en escena de situaciones candentes, El Ventilador resalta el rol que ejercen los periodistas en la actualidad. “Los medios han asumido un papel fiscalizador en la sociedad, y en esa tarea se han dado cuenta que muchas de las cosas que se muestran en miniseries como Sin tetas no hay paraíso no son exageraciones sino que hacen parte de la realidad de lo absurdo”, agrega Diego Canal, productor ejecutivo de Noticias del Canal 8, en el Sur de la Florida y quien en la década del noventa lidió con las intimidaciones del Cartel de Cali. En el ejercicio de su tarea por cumplir con un mandato de la conciencia, periodistas como Morris, Téllez y Canal se muestran como personajes incómodos para los amigos de la ilegalidad, hasta convertirse en blancos puntuales. “Las cosas van más allá hasta el punto de desmantelar redes de narcotráfico, sin embargo pienso que muchas veces los periodistas como primer obstáculo tenemos censuras previas a la divulgación de la información”. Fe del constante peligro en el que se desenvuelven estos profesionales de la información la da Ocampo, quien admite que en un par de ocasiones fue amenazado porque el equipo de periodistas que comandaba en El Tiempo investigó la muerte extraña de estudiantes de la Universidad de Atlántico.

Lo cierto es que el Canal Caracol ha querido retratar situaciones que a diario tienen que vivir los periodistas de investigación en Colombia. Más allá de indagar sobre la maldad, arriesgar su vida y la de sus allegados, estos profesionales tienen como propósito prestarle un servicio a la nación. Morris, quien hace pocos días obtuvo un reconocimiento del Círculo de Periodistas de Bogotá, concluye: “Comparto la idea de que este sea el año de la verdad y el año en el que los periodistas podamos concluir nuestras investigaciones para así acercarnos a una mejor realidad”.

Opiniones

Destacados periodistas de influyentes medios de comunicación que han ayudado a destapar numerosos casos de corrupción, delincuencia y narcotráfico en Colombia, fueron invitados a ver el primer capítulo de serie El Ventilador. Aquí están las impresiones de los investigadores:

“Es interesante porque tiene mucha vigencia, además está bien actuada”.

Germán Castro Caicedo. Autor de libros como El hueco, La Bruja y Mi alma se la dejo al diablo.

“Se compromete con la realidad del país”.

Martha Elvira Soto, directora de la Unidad de Investigación en el periódico El Tiempo.

“Me impactó. Tiene todos los elementos que le gustan al televidente: suspenso, drama, producción y hasta manejo musical”.

Jorge Lesmes, coautor del libro Pacto en la sombra.

“Para los televidentes es una manera recreada de tratar la realidad como la corrupción y el narcotráfico”.

Norbey Quevedo, editor de la Unidad Investigativa del semanario El Espectador.

Fuente: Prensa Caracol

Opiniones

opiniones y comentarios

Otros links relacionados