Quieren censurar la novela ‘Rosario Tijeras’

156 2

En W Radio acaban de mencionar que hay una propuesta liderada por medios de comunicación (traducción: El Colombiano) la cual busca que los cableoperadores (traducción: Une) veten la transmisión de producciones que hagan “apología del delito” (traducción: en las que muestren una calle fea de Medellín; traducción de la traducción: Rosario Tijeras). Cabe anotar que la televisión por suscripción tiene un procentaje alto de penetración en Colombia.

Es difícil entender los argumentos y razonamiento de quienes lideran estas iniciativas. Casi todo se ha dicho sobre el tema, incluso las primeras protestas eran de esperar en un pais acomplejado como lo es Colombia. Sin embargo, la polémica ha continuado por diferentes medios con argumentos débiles y motivados unicamente por un regionalismo extremo, malsano y digno de mejor causa.

Porque si de series violentas y que, siendo consistentes con los argumentos de estos grupos, puedan perjudicar a una región (de por sí una falacia) se trata, entonces hablemos de Pandillas, guerra y paz, de El cartel y de Las muñecas de la mafia. Estas series tienen lugar en Bogotá y el Valle del Cauca. ¿Deben las personas, medios de comunicación y autoridades civiles y eclesiásticas de estas dos regiones manifestarse en contra de los autores, libretistas y productoras de televisión involucradas en estas series? ¿Debieron los neoyorquinos en su momento manifestarse en contra de NYPD Blue o CSI:NY? La respuesta es no. Figurar es bueno.

De hecho las ciudades mas importantes del mundo cuentan con una comisión fílmica cuya principal labor es conseguir que la ciudad sea utilizada como escenario de producciones cinematográficas y colaborar con la realización, sin importar el tema de la película. La razón es muy sencilla: porque son conscientes del factor multiplicador que tiene el figurar en una cinta y lo que ello representa para la economía de una ciudad. Sin lugar a duda muchas ciudades del mundo irían muy lejos para recibir la figuración y despliegue publicitario que está recibiendo Medellín gracias a Rosario Tijeras. Pero algunos paisas están ofendidísimos.

Desafortunadamente el regionalismo desenfrenado de unos pocos no los deja pensar de manera clara para encausar todo ese cubrimiento en beneficio de la ciudad. Toda Colombia sabe que Medellín es una ciudad próspera, moderna y pujante (con sus problemas como toda ciudad grande). La pregunta es ¿dejarán estos activistas que el mundo también lo sepa o se empeñarán en acudir a la censura para que en televisión se vean unicamente las zonas de Medellin que a ellos les gustan? ¿En televisión unicamente puede salir la Avenida El Poblado y el Centro Comercial El Tesoro? ¿En adelante deberán RCN y Caracol consultar con a estos notables antes de transmitir cualquier filmación alusiva a Medellín? Por favor.

Por otro lado, algo que muy probablemente puede ser demostrado: entre mas prensa reciben ellos por sus esfuerzos en acabar con Rosario, mas suben los índices de sintonía. Ellos realmente no se han dado cuenta de que sus iniciativas tienen exactamente el resultado opuesto al que buscan. Para terminar, los cableoperadores, incluyendo Une, dificilmente entrarán en el juego censurar series que no le gusten a un grupo, de por si reducido, de personas. La razón es que para Telmex, Une y Directv no es práctico ni rentable retirar programas a dedo de las señales que distribuyen. Grupos antiRosario Tijeras: ¿por qué no se callan?

Fuente: Lafiscalia.com

Comments are closed.