Renée Zellweger fué la peor vestida en los Premios Globo de Oro

92 0

La actriz estadounidense Renée Zellweger ganó hoy un galardón, pero sin estatuilla, al ser considerada la peor vestida de la gala de los Globos de Oro, mientras la española Penélope Cruz destacó por su elegancia y discreción.

En el hotel Beverly Hilton de Los Ángeles, EU se repartieron anoche los Globo de Oro y, un día más tarde, las actrices esperan haber conseguido, en su paso por la alfombra roja, el título de “la mejor vestida”.

No ha sido el caso de Renée Zellweger, conocida por películas como Bridget Jones’s Diary y que, según los expertos en moda, fue la última de la fila o, lo que es lo mismo, la primera de las peor vestidas.
La revista de famosos Omg lamenta hoy en su web la elección poco acertada de Zellweger: un dos piezas negro de organza firmado por Carolina Herrera, con un antiestético top transparente sobre un corpiño beige y una falda de tubo que acababa en una cola de sirena demasiado marcada.

La comentarista de moda de MTV Jocelyn Vena asegura que el modelo de Zellweger “suscitó una reacción visceral cuando hizo su entrada en la alfombra roja”.

Zellweger, de 40 años, “se veía ridícula”, señaló Noelle Watters, de la cadena Fox, quien también comentó que el vestido azul hielo de alta costura de Dior que eligió Drew Barrymore era bonito, pero el exceso de vuelo y el cardado en el pelo le dieron un aspecto “bobalicón” a la actriz.

La española Penélope Cruz superó con éxito el examen con su vestido color claro en chiffon y detalles de cristal de Swarovski, cortesía de Armani Prive, con el que deslumbró. Una apuesta segura, aunque “un poco aburrida”, según Omg.

La crítica no se puso de acuerdo sobre el vestido color rosa chicle de Chanel alta costura de Cameron Diaz con el que, para algunos, no destacó en la alfombra roja.

La actriz de origen hispano América Ferrera eligió un modelo abullonado en gris humo de Oscar de la Renta que no le hacía justicia, aunque nada tenía que ver con la “fea” Betty que interpreta en la serie Ugly.

Los colores claros fueron la opción de las actrices Elizabeth Banks, Vanessa Hudgens y Demi Moore, cuyo vestido de seda de Dior con transparencias dejó boquiabiertos a los presentes.
Otro de los modelos que obtuvo el diez de la crítica fue el de Eva Longoria, que lució su espectacular figura con un ceñido vestido rojo con cola de sirena de Reem Acra y unos pendientes de brillantes de Verdura.

Destacó la elegancia de Kate Winslet, la gran ganadora de la noche con dos Globos de Oro por mejor actriz y mejor secundaria, que recorrió la alfombra roja con un vestido negro con escote palabra de honor de Yves St. Laurent y joyas de la casa Chipard.

La sencillez del vestido plateado de inspiración griega de Versace que lució Angelina Jolie, que completó con unos zapatos Jimmy Choo y joyería de Platinum, fue una combinación perfecta para la diva, aunque la reina de la noche para muchos fue Eva Mendes, con un modelo blanco de Dior que acompañó con un collar de turquesas.
Entre los que no atinaron con su elección figura Glenn Close, con una llamativa chaqueta y pantalón metálicos en tonos dorados, y el ganador del Globo de Oro al mejor actor, Mickey Rourke.

Rourke acudió con un aspecto bastante descuidado, pese a la bufanda de lentejuelas por la que optó para completar su conjunto, algo pasado de moda, de traje negro brillante con solapas, camisa y corbata azul noche.

Las revistas opinan que la actriz y cantante juvenil Miley Cyrus, más conocida como “Hanna Montana” por el papel que interpreta en la serie homónima de Disney, tampoco estuvo adecuada para su edad con el vestido de corte imperio de la casa Marchesa y las extensiones de cabello.

Una de las apuestas más arriesgadas fue la de la cantante Jennifer Lopez, que quiso dejar claro que ya está completamente recuperada después de dar a luz a sus mellizos y lució un ceñido vestido dorado de Marchesa con un escote hasta el ombligo y joyas de Lorraine Schwartz.

Una elección no sólo arriesgada, sino comprometida, ya que según MTV es el mismo que hizo correr ríos de tinta en la gala de los premios Grammy del año 2000.

Está claro que en tiempo de crisis el “reciclaje” es una opción, aunque tal vez no sea lo más adecuado para el glamour de la alfombra roja.

Fuente: Farandulas

Opiniones

opiniones y comentarios

Otros links relacionados

La última amante de Bill Clinton

Por - 15/01/2010 0
Un día después de la comercialización del libro Game Change, los autores aseguran que el ex presidente tuvo una amante…

Comments are closed.