Rocío Durcal cinco años después de su muerte es recordada entre escándalos y éxitos

En el quinto aniversario de su fallecimiento, la cantante es recordada entre escándalos y los éxitos que la convirtieron en una estrella.

En vida, el éxito siempre acompañó a Rocío Dúrcal. Irónicamente, luego de su fallecimiento, el 25 de marzo del 2006, la cantante se vio arropada por el escándalo.

Si bien, sus canciones la llevaron a la gloria y la convirtieron en una celebridad, hoy es recordada no sólo por su brillante carrera artística, sino por los líos que enfrentan su familiares por su herencia.

Aunque los ánimos están calmados y hace poco los hijos de la intérprete se reconciliaron y tuvieron un “bonito” acercamiento, es muy difícil olvidar que hace dos años, Carmen y Antonio Morales ventilaron el enfrentamiento que existe entre ellos y Junior, su padre, por el reparto de los bienes de Dúrcal.

Y es que el viudo de la española fue demandado por sus hijos, quienes, según ellos, no recibieron lo que por ley les correspondía.

Rocío Dúrcal, informó la revista Hola!, no sólo no revisó su testamento, sino que le dio el visto bueno al que había firmado en 1992, 14 años antes de su muerte, ante un notario de Madrid. En él legaba a su marido el tercio de libre disposición de la herencia, además de la cuota legal usufructuaria de la misma (el total de ambos serían 900 mil euros).

En lo que correspondía al remanente de sus bienes, créditos, acciones, instituyó como herederos universales a sus hijos. Aparentemente la familia se habría repartido, de común acuerdo, los bienes especificados, una cantidad que ascendería a unos dos millones de euros.

Junior se habría quedado con lo que le correspondía por ley y habría aceptado entregarle a cada uno de sus hijos también lo estipulado, una novena parte indivisa y pleno dominio sobre las propiedades.

Como esta valoración no tiene porqué materializarse en dinero real y la posesión de la novena parte del patrimonio tampoco les permite, por ley, hacer uso de éste, podría decirse que los hijos de Rocío Dúrcal no recibieron, en determinado momento, el dinero ni los bienes.

Sin embargo, los principales problemas surgieron, cuando los hijos de Junior se enteraron de la existencia de otras propiedades que no fueron incluidas en el testamento, ni tampoco en la escritura de repartición hereditaria.

“¿Por qué no se pusieron a trabajar para ganar sus propio dinero? Junior desde que se casó con la Dúrcal estuvo al pie del cañón con ella siempre, porque yo los vi, porque yo los conocí, porque ella amaba a su marido, y gracias a esa unión y esa trabajo y que le den gracias a Dios los hijos, porque si no hubiera sido por su papá quién sabe que pasaría”, expresó el conductor de TV Juan José “Pepillo” Origel.

Además de la polémica levantada por el rollo económico, Junior también estuvo en el ojo del huracán por unas declaraciones que hizo un ex colaborador de Juan Gabriel, quien expresó que el cantante mexicano y el esposo de la Dúrcal habían sido amantes, hecho que desmintió por completo el esposo de la artista.

Me parece que todo ha sido un show mediático. Ella merece nuestro respeto por todo lo grande que fue. Su legado es único y el aporte que le dio a la música no se lo dará nadie más”, acotó la locutora zuliana Mandy Perozo.

Cinco años después, el canto de Dúrcal se mantiene tan intacto como el “rocío” de un “amor eterno”… el mismo amor que la hizo brillar como la más grande de las grandes.
Fuente: Panorama.com.ve

Opiniones / Comentarios

Otros links relacionados