Rock al Parque frustra estreno multitudinario de documental ‘Uno a los 15 ya es grande’

74 0

Ayer lunes 5 de julio de 2010, como parte de la programación oficial del 16º Festival Rock Al Parque, debía exhibirse el documental conmemorativo ganador de la convocatoria, antes de la presentación del artista argentino Andrés Calamaro.

Dicha exhibición estuvo contemplada desde antes de la finalización del documental e incluso puede certificarse en todas las programaciones de mano y digitales divulgadas por la Orquesta Filarmónica de Bogotá, entidad distrital organizadora del evento, quienes le otorgaron al documental un espacio con el mismo carácter destinado a cualquiera de las bandas invitadas.

Con motivo de la proyección programada para las 8:10 PM del lunes, el equipo de Laboratorios Black Velvet realizó pruebas en la mañana del domingo, en las cuales verificó cada una de las pantallas del parque y estuvo en constante comunicación con el equipo de audiovisuales y producción del evento, con el fin de evitar cualquier problema técnico que debiera ser abordado con anterioridad. Así mismo se exigió una línea de audio independiente para lograr un sonido perfecto y garantizar una proyección impecable.

Hasta las 6 PM del lunes 5 de julio, diversos integrantes del equipo de producción del festival e incluso directivas de la Orquesta sostuvieron verbalmente que se estaba ante una proyección sin contratiempos.

A las 7:45 PM una de las directivas de la Orquesta solicitó una reunión con el equipo de producción del documental para informarles que debido al tiempo requerido por las pruebas técnicas de Calamaro y por la necesidad de evacuar con premura el parque, el documental no se exhibiría completo.

Evidentemente una proyección sin las condiciones básicas sería un despropósito para el documental, por ello L. Black Velvet, como productor y principal afectado ante la posibilidad de una exhibición incompleta, le recomienda a los organizadores que lo presentarán siempre y cuando el público pueda verlo en su totalidad.

Luego de unos minutos de espera, la Orquesta Filarmónica informó a L. Black Velvet que el documental sería presentado sin cortes y según la programación oficial. Recibida esta comunicación se dio comienzo a la proyección; al minuto 3 de iniciada la exhibición, el equipo de Andrés Calamaro, con consentimiento de los organizadores del Festival, se hizo cargo de los equipos de luces, sonido y video; permitiendo al artista extranjero, que merece nuestro mayor respeto, controlar las condiciones sobre un evento que en su historia ha sido la principal ventana de los rockeros colombianos. De ahí en adelante los espectadores presenciaron una proyección sin audio, fragmentada e irrespetuosa; al punto de llegar a ser interrumpida definitivamente pasados algunos minutos.

Laboratorios Black Velvet, sin ser el responsable de este atropello sin precedentes y viendo además afectada su imagen, su prestigio y su futuro como empresa de producción audiovisual, ofrece disculpas por la incapacidad de las entidades que propusieron a Rock al Parque como escenario de proyección para el documental y se suma a la indignación al ver un documento audiovisual destinado a la memoria del país, que fue realizado con dineros públicos y que recoge los momentos más emotivos de quienes han hecho grande a Rock al Parque, exhibido sin el más mínimo cuidado y consideración.

Para L. Black Velvet fue desalentador ver como 12 meses de trabajo fueron abucheados por el público debido a la falta de organización del festival. Así mismo fue triste y demoledor ver a los protagonistas del rock colombiano, expectantes de verse en el marco de un homenaje histórico, mudos ante tan gigantesco abuso e irrespeto.

Fuente: Laboratorios Black Velvet