Rumores dieron por muerta a la actriz Marilyn Patiño

Se rumoró que había fallecido junto con otras tres personas en una fiesta de Hallowen.

El pasado 30 de octubre, tres personas fueron asesinadas durante una fiesta de Halloween en el norte de Bogotá. La noticia sorprendió y se convirtió en un drama mayor para el mundo del entretenimiento cuando se rumoró que entre las víctimas se encontraba la actriz Marilyn Patiño. Desde Nueva York, en exclusiva para elenco, nos contó por qué su nombre terminó en medio de la tragedia.

¿Por qué usted, que está radicada en Nueva York, es mencionada como una de las víctimas?

Ahora que me entero de todo me doy cuenta de que la mujer que falleció era una esteticista, que no era ni actriz, ni modelo, y se llamaba Marilyn. Esa fue la única coincidencia, pues ni siquiera tenía mi apellido. Infortunadamente así funciona el amarillismo en Colombia.
Dijeron, incluso, que las personas que se vieron involucradas en el suceso eran sus amigos…

Yo solo conocía al estilista que murió ahí, porque era uno de los más famosos; porque peinaba a Amada Rosa Pérez y porque trabajó en Antonio peluquería. Él asesoraba a mucha gente de la farándula, pero no más. Lo conocí hace varios años, pero hace mucho no lo veía. Su muerte me dolió, como me duele la muerte de mucha gente en Colombia por culpa de la violencia. Esto es realmente indignante, es doloroso.

¿Cómo vivió su familia ese error?

Afortunadamente hablo con mi mamá muchas veces al día, porque tenemos un plan que nos permite estar comunicadas todo el tiempo. Mi mamá estuvo muy tranquila y fui yo quien la puse al tanto de semejantes rumores.
¿Cree que buscaron enlodar su nombre al involucrarla?
La gente que me conoce sabe que Marilyn Patiño no va a fiestas. No entiendo quién alimentó todo este morbo. Aunque hablaban conmigo seguían diciendo que era yo quien estaba muerta. Creo que aquí jugó el amarillismo. Como fue una Marilyn, pudo haber sido una Paola, una Adriana, una Camila o una Andrea.

¿El rumor fue alimentado por la prensa?

Los medios no le dieron importancia al hecho de que tomé la decisión de suspender mi carrera para venirme a estudiar a Nueva York y sí a una noticia cargada de amarillismo, a una noticia que no es cierta; cuando la noticia que sí fue cierta es que intenté visitar los medios para contar que decidía continuar con mi formación actoral.

Qué queda después de todo esto…

Solo decir a la gente que se preocupó de corazón que le mando toda mi gratitud, mis mejores deseos, todas las bendiciones de Dios para sus vidas; porque es por ellos que estoy preparándome para que mi trabajo sea cada vez mejor.

Fuente: Eltiempo.com

Opiniones / Comentarios

Otros links relacionados

Comments are closed.