Sandro, a los 64 años fallece en Buenos Aires

El Gitano ha dicho adiós

Hoy, a 45 días de haber recibido el doble trasplante, Roberto Sánchez falleció en el Hospital Italiano de Mendoza por un “shock séptico”, según informó Claudio Burgos, jefe del equipo que lo operó. Su estado se agravó en las últimas 24 horas, lo que obligó a que sea intervenido dos veces de urgencia. Cientos de fans lloran su muerte en la que fue su residencia de Banfield

El cantante Roberto Sánchez, quien luchó por su vida tras ser operado hoy por quinta vez luego del trasplante cardiopulmonar realizado en el Hospital Italiano de Mendoza, murió a las 20.40, indicó el doctor Claudio Burgos.

“Sandro dejó de existir por un shock séptico. Ese es el parte oficial”, señaló en una conferencia de prensa que duró apenas algunos minutos.

Fueron 45 días de esperanza, de fe. El doble trasplante, de corazón y pulmones, realizado el pasado 20 de noviembre centro médico de Mendoza le permitió a Sandro y a todos los que lo quieren soñar con una mejoría que le posibilitara vivir con plenitud.

La decisión de operarlo generaba un riesgo muy alto. “El Gitano” lo sabía, pero aún así tuvo coraje para afrontar lo que fuera con tal de poder mejorar y vivir algunos años más.

El trasplante había resultado un verdadero éxito. La recuperación de Sandro generaba mucha expectativa y hasta les permitió soñar, a él y a sus nenas, con algún recital en el futuro, sin importar cómo, cuándo ni dónde.

Sin embargo, poco a poco comenzaron a surgir inconvenientes. “El Gitano” volvió a ser intubado y, a mediados de diciembre, debió someterse a una traqueotomía por una infección pulmonar.

“Tuvimos que empezar de cero”, decía por entonces Sergio Perrone, el cardiólogo personal de Sandro.

“El Gitano” se negaba a someterse a esa intervención, no por miedo, sino porque la consideraba invasiva y no quería le afectara las cuerdas vocales.

Los días fueron pasando y la salud de Sandro mejoraba y desmejoraba en cuestión de horas. El optimismo le daba paso a la incertidumbre.

La aparición de cuadros febriles en el cantante era síntoma de que la recuperación no era como se esperaba. Sin embargo, los médicos, que siempre tuvieron cautela con respecto al estado de Roberto Sánchez, creían que la situación aún era controlable.

Sin embargo todo se complicó. Primero tuvieron que operar a Sandro por una dificultad en la tráquea. Y “El Gitano” volvió a salir.

Luego los médicos informaron que el cantante trajo en su cuerpo, antes del doble trasplante, “un bicho muy difícil de tratar”, conocido como Acinetobacter baumann.

Se trataba de un germen que es “bastante conocido y fue descripto en 2003 cuando se supo que desde el ejército iraquí fue transmitido a los hospitales norteamericanos y a partir de ahí se diseminó en el mundo”, contaba a fines de diciembre el cardiólogo Guillermo Bortman.

“El Gitano” pasó las fiestas internado, pero con muchas esperanzas de empezar el 2010 con una salud que le permitiera vivir mejor. O al menos no sufrir.

Finalmente el cantante debió ser intervenido nuevamente esta madrugada por una afección bronquial y los médicos ya anunciaban una situación “muy crítica”. “Estamos haciendo todo lo posible para salvarlo” decía el cardiocirujano Claudio Burgos.

Esta tarde el popular artista entró una vez más al quirófano, pero esta vez su cuerpo no resistió.

Sandro amó la vida y luchó por ella. La Argentina lo despide con dolor pero con la tranquilidad de saber que todos, y sobre todo él, hicieron todo por su vida.

Adiós Gitano.

Fuente: InfoBAE

Otros links relacionados

Comments are closed.