Ser famoso cuesta mucho y para los hijos de los famosos esta fama puede ser aún más costosa. Los hijos de famosos deben cargar con el peso de la fama de sus padres y deben, ante los ojos del mundo, ser mejores o por lo menos iguales que sus padres, cosa que muchas veces es imposible.

Scout Willis, la hija de Demi Moore y Bruce Willis, fue arrestada en Nueva York por tomar cerveza en la calle y mostrarle a la policía un documento falso. Según dijo a People un vocero de la Policía de Nueva York, la hija de los actores, de 20 años, fue declarada culpable de delitos menores…

Willis no tiene la edad para beber alcohol. Cuando los oficiales de seguridad se presentaron, ella mostró una identificación con el nombre de Katherine Kelly, según reportó Daily News.

“Mi nombre es Scout Willis. El primer documento no es mío. Un amigo me lo dio. No sé quién es Katherine Kelly”, fue lo que habría dicho cuando mostró su verdadera identificación a la policía.

Por este problema con la ley, deberá presentarse ante la Justicia de Manhattan el 31 de julio. Mientras Demi Moore se recupera tras una sobredósis que sufrió luego de su separación con Ashton Kutcher, una de sus hijas se le genera problemas inoportunos.

Opiniones / Comentarios

Otros links relacionados