Segundas partes “Malas” del cine

Esta lista de películas demuestra que no hay necesidad de darle continuidad a una historia sólo por buscar ingresos de más o entretener a los espectadores. En ocasiones, es mejor sorpréndelos con historias nuevas y no dejar que las primeras partes se vuelvan odiadas.

Máxima Velocidad 2

Luego del gran éxito que significó ‘Speed’ y que catapultó a la fama a Sandra Bullock, lo lógico era hacer una continuación. El problema surgió al hacer el guión. No se les ocurrió mejor idea que en lugar de poner una bomba en otro autobús, la acción ahora estaría en un gran crucero en medio del caribe donde la protagonista, estaría tomándose unas vacaciones. Para la segunda entrega Keanu Reeves no participó.

Legalmente Rubia 2

‘Legalmente Rubia’ contaba la historia de una joven estudiante, supuestamente ‘superficial’, que intentaba hacerse un lugar en Harvard para recuperar a su novio.

La película resultó ser una comedia fresca, ágil y divertida que consolidó a Reese Witherspoon como actriz de Hollywood.

Sin embargo, la inevitable segunda parte no sumó nada. Ahora la rubia protagonista intentaría hacerse un lugar en el Parlamento de Washington, repitiendo la misma fórmula, con la diferencia que la historia ya no resultaría novedosa ni divertida.

Rápido y Furioso 2

Si una fórmula funciona, entonces hay que repetirla. Rápido y Furioso fue un gran éxito y confirmó a Vin Diesel como estrella. Pero desafortunadamente cuando quisieron hacer la segunda parte, él estaba para cosas más importantes. Los productores llamaron a Eva Mendes, pero no alcanzó. La película aunque no fue un gran fracaso resultó pobre, previsible y dio la sensación que estábamos viendo algo que ya habíamos visto.

Robocop 2

Una secuela un tanto lógica, luego del éxito de la primera parte. Sin embargo los millones de dólares de su producción no fueron suficientes para que este film siga pareciendo una película clase B.

Robocop 2 no logró sorprender ni llamar la atención con su historia de drogas y mafias comandadas por un pre-adolescente.

Un Detective Suelto en Hollywood 2

La película por la que todo el mundo recuerda a Eddie Murphy también tuvo su secuela. Pero obviamente no tuvo ni el éxito ni la repercusión de la primera parte. El detective Axel Foley siguió haciendo los mismos chistes y metiéndose en los mismos problemas que en la primera parte.

Bajos Instintos 2

Sharon Stone era una actriz más hasta el estreno de ‘Bajos instintos’. La famosa escena del interrogatorio en la policía disparó la carrera de la rubia al punto de convertirla en la sex simbol indiscutida de los 90. La película era un thriller aceptable, bien actuado y bien armado y eso se reflejó en la boletería.

Muchos años después, cuando la carrera de Sharon Stone había dejado de ser lo que era, intentó volver a los primeros planos con una secuela, que no sólo no se acercó a la altura de la primera, sino que resultó aburrida, sin sorpresas y obviamente sin público.

El Exorcista 2

Cuando Linda Blair giró su cuello en ‘’ el mundo se conmocionó ante la joven poseída por el demonio. Así fue que uno de los más grandes éxitos del cine de terror tuvo su secuela, que obviamente tampoco estuvo a la altura de su predecesora.

Mal actuada y con un guión inconsistente, la película tomó una dirección conceptual diferente a la primera parte y no sólo no hizo temer a casi nadie, sino que se volvió un film con ideas pseudo-científicas.

Ace Ventura 2

Cuando Jim Carrey invadió las pantallas con sus gestos exagerados todo el mundo se rindió a sus pies. La comedia física había vuelto y había que aprovechar al máximo a ese canadiense que con sus movimientos de mandíbula contagiaba la risa tan facilmente.

Inmediatamente después del éxito de ‘Ace Ventura’ salió la segunda parte.

Esta vez el amante y protector de los animales viaja a la jungla, donde se vería “en su hábitat”.

Pero esta vez, nadie se rió con los mismos gags de la primera parte dentro de una historia flojísima.

Tonto y Retonto 2

Otra segunda parte de un éxito protagonizado por Jim Carrey. Esta cinta nos muestra como los protagonistas de la primera parte se conocen y se vuelven mejores amigos en la universidad.

Pero falla en repetir gags y hacerlos más exagerados y previsibles. Además, ni Carrey ni Jeff Daniels vuelven a interpretar a Tonto y Retonto, lo que hace que el film pierda toda gracia.
Fuente:Terra.com

Otros links relacionados