Shirly y Jairo, terceros pero satisfechos en Bailando por Un Sueño

136 0

La pasión por el baile y la entrega total de corazón, no fueron suficientes para que Shirly y Jairo pasaran a la gran final de la segunda temporada de ‘Bailando por un Sueño’.En los inicios del programa esta pareja soñadora conformada por Shirly Gómez, reconocida por su participación en el reality ‘Protagonistas de Novela’, y Jairo José Ordóñez payanés de nacimiento y bailarín de profesión, no tuvo mucha credibilidad del público. Eran algo tímidos: “estábamos muy concentrados en aprender a compaginar como pareja para así poder mostrar una evolución y explotar todo el potencial que desde siempre tuvimos” comentó Shirly. Y fue así como en el transcurso del programa, los dos amigos lograron obtener las mejores calificaciones del exigente jurado; “nosotros nunca fuimos sentenciados; llegamos a la semifinal a punta de baile, sudándola y entregándola toda” agregó Jairo.

Jairo José Ordoñez nació en Popayán, Cauca. Es bailarín callejero -como él mismo se describe- y siempre estuvo decidido a bailar para conseguir un lugar donde poder continuar ayudando a los niños de la comunidad a la que dicta clases de baile como salsa, merengue y rumba desde hace mas de ocho años, pero por no tener un espacio adecuado ha tenido que suspender. Para Jairo, Shirly ha sido la mayor suerte como bailarín porque reconoce que no es de mucha altura, así que ella siempre fue perfecta en el momento de pensar en cargadas y bailes de alta exigenci,a como lo demostraron en sus últimos espectáculos.

Nunca ha sido fácil generar polémica y comparaciones de valor entre un sueño y otro, porque cada uno alrededor de su situación, opciones de crecimiento y realización, tiene sus justificaciones y razones de lucha, al punto que la misma Shirly se sentía contrariada con la cantidad de sueños e ilusiones de los diferentes participantes que le generaban confusión en el momento de aceptar las inclinaciones del público hacia un concursante u otro, teniendo en cuenta el baile como algo secundario.

Sin embargo, a través de una visita que había realizado a Popayán al lugar de los hechos le hizo pensar que el compromiso logra traspasar la competencia y la dura exigencia para volverse algo que “se lleva en la mente todo el tiempo generando un compromiso real con el mundo y con la humanidad”, finalizó Shirly.

Fuente: Prensa Teleset

Opiniones

opiniones y comentarios

Otros links relacionados