Silvio Rodríguez hace una compilación de toda su vida artistica

94 0

Casi 400 canciones, un centenar de ellas inéditas, fotos y dibujos del trovador cubano Silvio Rodríguez forman parte de Cancionero, el libro presentado el lunes por el músico.

“Es una compilación de textos que reúne mi discografía, algunas otros de antes de que hubiera discos y otros inéditos de las cuatro décadas que llevo componiendo”, dijo Rodríguez durante el lanzamiento del volumen, uno de los atractivos de la XVIII Feria Internacional del Libro que se realiza en La Habana.

A lo largo de sus 671 páginas, el volumen incluyó además algunas piezas que conformarán Segunda Cita, la producción en la que trabaja ahora mismo y en la cual rinde homenaje al escritor colombiano Gabriel García Márquez, la compositora chilena Violeta Parra y su compatriota César Portillo de la Luz.

“A los 61 (años) estoy convencido de que la música y la poesía quizá no salven al mundo, pero si lo mejoran”, escribió el autor de “Ojalá”, “Oleo de una Mujer con Sombrero” y “El tiempo está a favor de los pequeños”.

También tiene varias decenas de fotos –de su archivo personal– que muestran a Rodríguez en todas sus edades, desde que era un jovencito flaco y desmelenado o vestido de uniforme verde olivo pasando su servicio militar, hasta conciertos y encuentros con periodistas. Además con personalidades como Mario Benedetti, Peter Seeger, García Márquez y Andy Montañez.

No faltan imágenes poco frecuentes de sus hijos -Rodríguez suele ser extremadamente reservado sobre su vida privada- y su actual esposa la flautista Niurka González, con quien ha realizado sus últimos discos.

Mientras sobresale un retrato del pintor ecuatoriano Oswaldo Guayasamin de 1986 y algunos dibujos del propio trovador que funcionan como “viñetas”.

Según los editores del libro, la “columna vertebral” del mismo está conformada por Te Doy una Canción publicado en 2008 en España, pero con una serie de agregados que lo hacen más completo.

“Todo está en este libro”, comentó, por su parte, el cineasta y amigo personal Jorge Fuentes en un emotivo discurso de presentación.

Fuente: Esmas