‘Slash’ virtuoso con la guitarra en concierto en Caracas

Los acordes de “Ghost” dieron inicio a la noche. Slash salió como un miembro más de la banda conformada por Todd Kerns en el bajo, Bobby Schneck en la guitarra rítmica, el baterista Brent Fitz y en la voz Myles Kennedy.

Se niega a hablar categóricamente sobre Guns n’ Roses, pero esa posición no le impidió la noche del jueves en el Anfiteatro del Sambil hacer los temas que popularizó con su antigua banda.

El color negro dominaba en los atuendos del público adolescente emocionado, jóvenes de melenas largas, adultos ya de calvas incipientes y hasta uno que otro gran conocedor de rock, como Alfredo Escalante se encontraban en la audiencia.

A las 8:01 de la noche entró en tarima la banda valenciana, Bajo Tierra, sus cinco integrantes dieron lo mejor de su repertorio -en inglés- y lograron dominar el pánico de abrirle a Slash y algunos problemas de sonido ante una audiencia, si se quiere, exigente que los despidió de pie.

El telón con la imagen del álbum Slash ya adornaba el escenario, el anfiteatro estaba repleto, las cámaras preparadas para captar la primera imagen del guitarrista que salió a las 9:00 de la noche provocando la euforia en el lugar.

Los acordes de “Ghost” dieron inicio a la noche. Slash salió como un miembro más de la banda conformada por Todd Kerns en el bajo, Bobby Schneck en la guitarra rítmica, el baterista Brent Fitz y en la voz Myles Kennedy. “Are you ready to rock?”, dijo con una voz de presentador.

Le siguieron Mean bones de SnakePit y Sucker Train blues de Velvet Revolver.

“Hola Caracas”, dijo Myles Kennedy en español, cuya voz no tiene, nada, pero nada que envidiarle a Axl Roses.

Mientras, Slash hacía gala de sus destrezas como guitarrista sin que al parecer hiciese esfuerzo alguno. Sus manos estaban repletas de pulseras, anillos y reloj plata.

Continuó el repertorio de rock con Been there lately, del antiguo grupo de Slash, SnakePit.

“I can’t hear you”, dijo Myles. Slash, no dejaba de saltar por el escenario, mirar hacia las cámaras y posar mientras hacía sus solos.

Luego vino el set de Guns n’ Roses que abrió con Nightrain, Rocket queen -donde el guitarrista se explayó en uno de sus solos- y Civil war, que fue coreado hasta por los paramédicos.

Hizo su tercer cambio de guitarra para hacer Back From Cali y Starlight, ambas cantadas por Myles Kennedy en el álbum Slash.

En “Nothing to say” volvió a ofrecer un largo despliegue de virtuosismo con su guitarra y hasta se arrodillo en el suelo.

Para Dr. Alibi el bajista fungió con vocalista y Saul Hudson hacía coros y bañaba en sudor su guitarra.

“Hola Venezuela, ¿La están pasando bien?”, dijo Slash para presentar el tema -sin vocalista- Watch this.

Con My michelle apareció una bandera de Venezuela en el bombo de la batería y con Patience algunos fanáticos lloraron de emoción. No faltó el solo inspirado en el tema de El Padrino que dio paso a la súper coreada Sweet child of mine.

Despedida falsa y vuelta para hacer- luego de Slash decir: “Muajaja”- Slither de velvet Revolver. El público gritaba Hey mientras alzaban los brazos.

By the sword, Mr. Brownstone y Paradise City dieron fin a una noche cargada de puro rock.

Fuente: Eluniversalcaracas

Opiniones / Comentarios

Otros links relacionados