Teatro subterráneo de la avenida Jiménez reabre sus puertas con el II Festival Joven de Creación al Tabló

Debajo de la transitada Avenida Jiménez, entre carreras séptima y octava, yace un escenario cultural para algunos inexistente: el teatro Luis Enrique Osorio.

Tras permanecer cerrado por cuatro años al público bogotano, este espacio, asentado entre los 1.500 metros cuadrados que abarcan los sótanos de dicha arteria vial, desde hoy abre sus puertas a los amantes de las artes escénicas.

Los sótanos de la Jiménez fueron lo único que se conservó del antiguo edificio Rufino José Cuervo, obra del arquitecto español Alejandro Manrique.

Inaugurado en los años 50, y cuna de la obra artística del dramaturgo Luis E. Osorio, el lugar fue escuela de teatro y sede de la Academia Superior de Artes de Bogotá.

A pesar de haber sido cubierto por las aguas del río San Francisco, cuando se desbordó en los años 60, su estructura se mantiene casi intacta.

Desde hace más de año y medio quedó en manos de la Facultad de Artes de la Universidad Distrital y son sus estudiantes quienes le darán vida al escenario para proyectar su trabajo creativo.

Los miércoles y los viernes serán de teatro; los jueves, de danza y los fines de semana, de proyección de películas.

La idea -dice Germán Betancourt, gestor cultural del teatro- es que la sala sea ocupada en su totalidad (tiene espacio para 140 asistentes) y que los bogotanos reconozcan al Luis E. Osorio como un sitio más para deleitarse con variada programación cultural.

Se estrena, con el II Festival Joven de Creación al Tabló.

De ahora en adelante, la producción artística de alumnos y egresados de la U. Distrital se conectará con el público bogotano.

Fuente. Eltiempo.com

Otros links relacionados