Terminó la ‘Expedición’ de Silvio Rodríguez

75 0

El cantautor cubano Silvio Rodríguez puso punto final tras cuatro meses de gira a su Expedición por las cárceles cubanas, un proyecto cultural que marcó su salida del Parlamento, lo llevó a descubrir el "movimiento artístico" de las prisiones y despertó críticas de la disidencia interna.

Los medios oficiales de la isla elogiaron el balance de la gira, que han calificado de "acontecimiento cultural, espiritual, solidario" y han resaltado la importancia de que continúe, un interés en el que ha insistido el propio Rodríguez.

La gira culminó en el Teatro Karl Marx de La Habana con un concierto resumen, que fue trasmitido por la televisión cubana y en el que Rodríguez, acompañado de músicos, pintores, cineastas y escritores, cerró el recorrido por 16 prisiones que inició el pasado enero en el oriente del país. El proyecto Expedición, título de uno de los recientes discos de Rodríguez, fue calificado por el cantautor como un viaje a una de las partes "dolorosas" e "incómodas" de la realidad cubana, y una posibilidad para "hacerle frente a eso". En 2007, el autor de Ojalá y Unicornio presentó al Parlamento cubano una idea para acercar la cultura a las prisiones mediante la visita de artistas e intelectuales, y con esa propuesta dijo adiós a la Asamblea Nacional tras una década como diputado.

El Parlamento avaló la iniciativa en junio pasado, y el proyecto Expedición zarpó el 13 de enero de 2008, una semana antes de que tuvieran lugar las elecciones parlamentarias en las que Rodríguez no renovó su escaño. Frente a esta experiencia, voces disidentes, como Martha Beatriz Roque, de la Asamblea para Promover la Sociedad Civil, replicaron a esa iniciativa que los "presos cubanos no necesitan más cultura en las cárceles, sino mejoras en sus condiciones de vida".

"Me pareció sorprendente su coordinada afirmación de que los presos no necesitan de la cultura. Esta tesis es lamentable, porque quienes pierden la fe en el valor de la cultura difícilmente pueden representar algo digno de tomarse en cuenta", dijo Rodríguez, en septiembre pasado, al respecto.

La primera parte del itinerario comenzó en una prisión de Guantánamo, en el extremo oriental del país, y concluyó el 28 de enero con un concierto en un centro penitenciario de Villa Clara, al que asistió el ministro de Cultura, Abel Prieto.

Luego de un descanso previsto para cumplir compromisos en Guatemala, El Salvador y Nicaragua, el trovador retomó el recorrido en abril, acompañado del grupo vocal Sexto Sentido, la flautista Niurka González y el grupo Trovarroco. Reconocidos músicos de la isla, como Amaury Pérez, Augusto Blanca y Vicente Feliú, también aparecieron en las actuaciones, a las que según medios locales asistieron más de 40.000 reclusos, sus familiares y trabajadores de los centros penitenciarios.

Los escritores Reynaldo González, Alexis Díaz Pimienta y Jaime Sarusky se sumaron al elenco junto al pintor Ernesto Rancaño y el cineasta Lester Hamlet, a cargo de un documental que registrará las mejores experiencias de la gira. Además, el proyecto incluyó las actuaciones de decenas de reclusos que versionaron clásicos cubanos y presentaron canciones de su autoría a ritmo de son, rap y trova, mientras otros expusieron sus obras plásticas y literarias.

Fuente: Canal Caracol 

Otros links relacionados