Tiger Woods se delato con mensajes de celular

Publicado en at 27/01/2010
78 0

El diario ‘The Sun’ reconstruyó la historia y reveló que un celular delató al golfista.

La novela de las infidelidades del golfista Tiger Woods tiene dos nuevos capítulos publicados por la prensa internacional: el prólogo, con la revelación de cómo su esposa, Elin Nordegren, logró atraparlo, y el aparente final feliz, con la decisión de evitar un divorcio.

El diario sensacionalista ‘The Sun’ reconstruyó la forma en que la engañada esposa descubrió un romance de Woods. Según el tabloide británico, luego de que una revista estadounidense publicó un rumor sobre la relación que sostenía Woods con Rachel Uchitel, anfitriona de un club nocturno, el propio golfista le permitió a su esposa llamar a Uchitel desde su celular para convencerla de que eran solo amigos. La conversación duró media hora y Nordegren quedó satisfecha con la explicación de que Uchitel consideraba a Woods ‘un amor platónico’.

Al día siguiente (el Día de Acción de Gracias del año pasado, 26 de noviembre), el golfista cayó en un profundo sueño después de la cena, tras haber tomado medicamentos que le recetaron para dormir. Nordegren buscó el celular de su marido y encontró mensajes de texto enviados al mismo teléfono de Uchitel con el que habían hablado antes. Uno de ellos decía ‘Eres la única que he amado’.

Nordegren comenzó entonces a enviar mensajes de texto simulando ser Woods y pidiéndole verse de nuevo, a los que Uchitel respondió, sorprendida de que el deportista estuviera despierto.

Finalmente, la iracunda esposa llamó al teléfono de Uchitel y esta respondió pensando que era Woods. Nordegren le soltó “sabía que era usted” y Uchitel, viéndose atrapada, solo atinó a decir una palabrota y colgó de inmediato.

Luego vino la escena que los medios adivinaron, Nordegren despertó a su esposo y lo persiguió hasta la entrada, donde Woods, descalzo y aún bajo los efectos del medicamento, huyó en su camioneta y se estrelló contra un árbol y un hidrante.

No habría divorcio

Tras el escándalo y la rehabilitación que emprendió el golfista para superar su adicción al sexo, la semana pasada Nordegren viajó en un avión privado para atender sesiones conjuntas con Woods en la clínica Pine Grove, en Hattiesburg (Mississippi).
Según The Sun, el tratamiento requiere terapia de pareja, en la que hay un ‘día de revelaciones’ en el que se deben revelar todas las infidelidades.

La revista ‘People’ y ‘RadarOnline’ informaron que Nordegren “quiere una vida sólida en familia”, en virtud de que ella fue una niña de padres separados y no quiere esa infancia para sus hijos, Sam, una niña de 3 años, y Charlie, que cumplirá un año el próximo mes.

Los niños estuvieron al cuidado de la hermana gemela de Nordegren, Josefin, y una niñera, mientras duró la terapia de pareja. De hecho, fueron fotografiados en el parque Sea World, en la Florida.

Más de una docena de mujeres han dicho que mantuvieron relaciones sentimentales con Woods, quien admitió haberle sido infiel a su esposa, y dijo que interrumpiría su actividad profesional para dedicarse a su familia.

Woods ha perdido varios patrocinadores desde el 27 de noviembre, cuando estrelló su vehículo contra un árbol frente a su casa en Florida, accidente que desencadenó en un gran escándalo mediático y obligó a Woods a admitir sus infidelidades matrimoniales.

Entre los patrocinadores que han terminado sus lazos con Woods figuran el gigante de las telecomunicaciones AT&T y Accenture, una compañía de tecnología consulta basada en Dublín (Irlanda).
También cortaron los lazos y dejaron de usar su imagen la firma de relojes suiza Tag Heuer y la Gillette. De su lado, la empresa de equipamientos deportivo Nike, que paga a Woods alrededor de 40 millones de dólares al año, ha dado un respaldo incondicional al astro de la PGA.

Fuente: El tiempo