‘Tu ternura Molotov’, una comedia protagonizada por Jairo Camargo y Patricia Tamayo

147 0

Con nuevo elenco y más divertida que nunca llega a Bogotá “Tu ternura Molotov”. Esta obra, que fue aplaudida de pie en Medellín, Cali y Barranquilla, llega a celebrar con una corta temporada que va del 13 al 30 de mayo, en el Teatro Nacional de la 71. Bajo la dirección de Wilson León García, “Tu ternura Molotov” nos cuenta la historia de Daniel y Victoria, una pareja replay que está en busca de tener un hijo. Sin embargo, sus planes tambalean y la temperatura sube al tope cuando un paquete inesperado llega a la casa y revela el pasado molotov de uno de ellos. Mientras tanto el público estará a punto de estallar, pero de la risa, con las actuaciones de Jairo Camargo y Patricia Tamayo, quienes encarnarán el “amor perfecto” de esta pareja explosiva. ¿Se imagina usted una pareja molotov?

El tiene 40 años, es un joven y exitoso abogado, y se llama Daniel. Ella tiene 35, es una reconocida presentadora de noticias, y se llama Victoria. Juntos conforman una pareja molotov cuyo objetivo principal es tener su primer hijo varón. Mientras esperan alcanzar los 38.5 grados de temperatura ideal del óvulo, dentro de un eficaz programa de procreación, reciben un paquete inoportuno del FBI. Un paquete cuyo contenido revelará el pasado de ella, y a consecuencia el de él. Un paquete que pondrá en juego su estabilidad de pareja, su futuro perfecto, la imagen que han presentado al otro y, sobre todo a la sociedad. Un paquete que los tendrá a punto de estallar.

Escrita por el venezolano Gustavo Ott, esta ácida comedia es ante todo una historia de amor. Pero la historia de amor de una pareja de arribistas, cuyos pasos están enfocados siempre a llegar al top social. Protagonizada por Jairo Camargo y Patricia Tamayo, y dotada de pincelas de humor negro, esta pieza teatral es una fuerte cachetada a la ostentación y falta de autenticidad de muchos individuos que quieren demostrar antes que ser y que en su búsqueda por representar el ideal de equilibrio y amor atropellan justamente eso: el equilibrio y el amor.

Una comedia implacable, con dirección de Wilson León García, asistencia de dirección de Jorge Hugo Marín, escenografía de Paisajes Emergentes (Luis Rodrigo Callejas, Edgar Mazo y Sebastián Mejía), diseño de luces de Alexander Guembel, música y efectos del Cosmódromo (Tato Lopera y Camilo Lucena), proyecciones de Adrian Villa, vestuario de Carolina Pinzón (para Patricia Tamayo) y Ricardo Pava (para Jairo Camargo), y producción del Teatro Nacional.

Temporada: Del 13 al 30 de mayo.
Funciones: Miércoles a viernes 8:30 p.m. Sábados 6:00 p.m. y 8:30 p.m
Boletas: $35.000 único precio
Mayores informes en www.teatronacional.com.co

El director

Actor y director de teatro, Wilson León García estudió artes dramáticas en la Universidad de Antioquia. Fundó el grupo Ñaque de Medellín y trabajó como actor en el Teatro Popular de Medellín y de la U. De A. En 1987 ingresó a la ExFanfarria como actor y administrador, y realizó la producción técnica de la obra “Rebis”, de Alvaro Restrepo. Actuó en las obras “Soledad quiere bailar” y “Contratiempos”, bajo la dirección de José Manuel Freidel. Fue asistente de dirección de “Orinoco”, pieza dirigida por Miguel Durán en el TPB. Durante 1992 trabajó en el programa Momento Cultural, de Punch. Y desde ese mismo año se vinculó al departamento técnico del Festival Iberoamericano de Teatro, para pasar al cargo de director del departamento de Mercadeo y Publicidad, en la sexta versión. En el Teatro Nacional se ha desempeñado como asistente de dirección de las obras “Entre nosotras” (1992), “La casita del placer” (1994), “Compañía” (1996) y “Sin límites” (1997), y como director de mercadeo y publicidad desde 1997. Ha dirigido los montajes de “Un día cualquiera”, “Ah, carajo”, “Hansel y Gretel” y “El traje nuevo del emperador” para el Teatro Leonardus y el Teatro Nacional. Como programador y productor de eventos se ha desempeñado en instituciones oficiales como el Instituto Colombiano de Cultura y el Ministerio de Relaciones Exteriores.

Sobre la obra…

Hacer una obra de teatro, es hablarle a la sociedad con las imágenes que se reflejan de ellos mismos, el teatro es el espejo de nuestros comportamientos y al leer Tu ternura molotov me asusté al darme cuenta que a veces mis pensamientos puedan alcanzar a parecerse al de alguno de estos personajes; así que hacerla era la mejor manera de comunicarme con mi sociedad para hacer conciencia sobre los juicios inoportunos que nuestras bocas expresan al criticar las actitudes y la forma de vida de los otros.

En Tu ternura molotov, Daniel y Victoria, creen tener en este tiempo presente el momento ideal para construir su futuro sin contar que las historias del pasado regresan para desestabilizar su vida de pareja, una vida que ellos creyeron tener ordenada a la perfección. De este pasado explosivo surge entre ellos un lenguaje lleno de sarcasmos, ironías y dobles sentidos que reafirman en su relación de pareja “perfecta” a una pareja de cualquier sociedad actual que piensa que el mundo sería mejor si fuera como ellos lo piensan y ahí aparece el terror… en el pensamiento que los une convirtiéndolos en iguales a otros tantos que a su vez son iguales a los demás. Chistoso, verdad, pero no te rías que tú puedes ser peor.

Wilson León García D.

El autor

Nacido en Caracas, en 1963, Gustavo Ott estudió dramaturgia con los maestros José Ignacio Cabrujas y Rodolfo Santana, en Caracas; David Mamet en Londres, y Fermín Cabal en Madrid. Es comunicador social y ha trabajado como periodista. Ha escrito 34 obras dramáticas, de las cuales 24 han sido editadas, 20 de ellas montadas y estrenadas en Venezuela, y otras 18 han sido producidas en el exterior. Sus textos han sido traducidos a varios idiomas, entre ellos se destacan “Divorciadas, evangélicas y vegetarianas”, “Pavlov”, “Passport”, “Gorditas”, “Corazón pornográfico” y “Dos amores y un bicho”. Acaba de escribir una pieza teatral titulada “Señorita y Madamme”, sobre Helena Rubinstein y Elizabeth Arden. Su trabajo ha sido reconocido con diversos premios internacionales.

El terror es el mensaje

Hace un tiempo, Francoise Thanas, la más importante traductora de nuestro teatro latinoamericano en Francia, me dijo que lo que más le había impactado de Tu ternura Molotov era que el terror era el mensaje. Tenía razón la testaruda y adorable Thanas, pero no sólo sobre el mensaje, sino también sobre el efecto que nos produce esta “envidiable” pareja y sus textos habituales, que contienen también una extraordinaria fuerza fascista. Son textos que hemos repetido todos y no notamos el alto grado de violencia que guardan. Venimos del fascismo y hacia el fascismo vamos, parecen decirnos, un deseo fascista que está en todo, desde el café con leche hasta el amor.

No sólo los prejuicios y el desprecio a los demás de esta pareja es combustible al terrorismo nuestro de cada día, sino que además, su percepción integrada del pasado, su fundamentalismo piola, su manera de endulzar la memoria y sus convenciones racistas se nos hacen tan familiares que también nos producen terror. Hay en ellos un terror cotidiano, producto de nuestras convenciones, prejuicios y hasta de las ideas que más defendemos y queremos. Un terror generalizado, maduro, light, competitivo y de moda; promovido con tanta vehemencia que parece que con él y sólo con él, nos sentimos a salvo. Eso. El mensaje es el terror, el significado de nuestra identidad y tal vez el terror que nos produce el aceptar que lo que nos define no son nuestros hechos sino tan solo las expectativas de los demás.

El mensaje es la pregunta. ¿Somos capaces de convivir en el no terror, de no necesitar del prejuicio, de reconciliarnos y aceptarnos a nosotros mismos?

Patricia Tamayo

Estudió arte dramático en la Universidad del Valle. En televisión ha trabajado en “Espérame al final”, “Brujeres”, “Rauzán”, “Así es la vida”, “Doctor Enigma”, “¿Por qué diablos?”, “Amantes del desierto”, “Juegos prohibidos”, “El auténtico Rodrigo Leal”, “La viuda de la mafia”, entre otras. Es profesora de teatro en la Universidad del Rosario. Ha trabajado en montajes como “La Gaviota”, “El malentendido”, “Cien preguntas de soledad”, “Comedia sin título”, “Cartas de Jenny”, “Emma la malcastrada” y “Carta de una desconocida”, entre otras. Con el Teatro Nacional trabajó en las obras “Enséñame a vivir”, “Un tranvía llamado deseo”, “La cena de los idiotas”, “El método Gronhölm” y “Tu ternura molotov”.

Jairo Camargo

Este bumangués de 47 años estudió arte dramático en la Escuela Nacional de Arte Dramático de Bogotá. Ha participado en varias películas entre las que se destacan “El camino de los búhos”, “Aroma de muerte”, “La mejor de mis navajas”, “La carta”, “La estrategia del caracol”, “Edipo alcalde”, “Bolívar soy yo”, “La deuda” “Como el gato y el ratón” y “La esquina”. Algunos de sus trabajos en televisión son “La duda”, “La mala hierba”, “Los impostores”, “Marina de noche”, “Calamar”, “La maldición del paraíso”, “Candela”, “Revivamos nuestra historia”, “Suspenso 7:30”, “Las Ibáñez”, “Escalona”, “Los motivos de Lola”, “El último beso”, “Mi alma se la dejo al diablo”, “El Chinche”, “Pedro el escamoso”, “Los tacones de Eva”, “”La saga”, “Los Reyes” y en algunos capítulos de la serie de Fox “Tiempo Final”. Ha sido galardonado con el India Catalina de Televisión y el Premio ACCA (Asociación de Críticos y Comentaristas de Arte, Miami, U.S.A.). Ha trabajado en las obras teatrales “Fuenteovejuna”, “La ópera de tres centavos”, “La primera independencia”, “Topografía de un desnudo”, “Ricardo III”, “Ubu Rey”, “La suerte y el trabajo de conseguir el trabajo”, “El resistible ascenso”, “La muerte de un viajante”, “I took Panama”, “El zoológico de cristal”, “Con todas las de la ley” y “Muelle Oeste”. Con el Teatro Nacional ha trabajado desde su fundación con la obra “El Rehén”, pasando por otras como “La muerte y la doncella”, “Sylvia”, “Y se armó la mojiganga!”, “El beso de la mujer araña”, “Frankie & Johnny al claro de luna”, “El método Gronhölm”, “La cena de los idiotas”, “Cartas de amor” y “Tu ternura molotov”.

Fuente: Teatro Nacional

Opiniones / Comentarios

Otros links relacionados