U2 quedó deslumbrado por video de un Colombiano

La cirugía de espalda a la que fue sometido la semana pasada Bono, el cantante de la banda irlandesa U2, no sólo lo afectó a él, sino a miles de fans que esperaban verlos en Estados Unidos en la segunda parte de la gira ‘360º’, pero que fue aplazada hasta el próximo año mientras el cantante se recupera.

También afectó a quienes pensaban asistir a los 40 años del festival musical Glastonbury y ver la primera actuación que U2 ofrecería en éste el próximo 25 de junio; y a Julián Burgos, un artista colombiano que había sido escogido por el mismo grupo para que los acompañara durante la presentación.

Burgos no es músico, es artista, y la compañia Blinder de Dublin, encargados de las visuales del concierto para U2 lo contactaron porque deseaban proyectar un video suyo la canción ‘Even better than the real thing’.

Plastic Surgery‘, el video, “registra el proceso de creación de una obra por medio de la animación, o sea foto por foto que luego se editó en video. Con esta busco brindar al espectador la intimidad del proceso creativo”, explica Burgos.

“El proyecto fue tomando vida y el inconsciente fue revelando imágenes, creando un video que parece un sueño con tendencias ‘pesadillescas’. Hago alusión a la vanidad contemporánea y a su relación con la transformación de la identidad a través de la cirugía plástica, utilizo la imagen platónica del amor que de un ser se divide en dos y busca la unión para recobrar la unidad, la media mitad”, sostiene el artista que hace 33 años nació en Pereira.

Una vez terminado ‘Plastic Surgery’ fue publicado en la plataforma Vimeo, especializada en este tipo de obras, y allí fue donde lo encontró Blinder.

Por ahora, el equipo de producción de U2 no se ha comunicado con Burgos y no sabe qué pasará con el proyecto.

Pero no importa, en París está concentrado en la exposición que presenta ahora mismo en esa ciudad, y otra que estará la semana entrante en Londres. Además, “estoy trabajando una serie que se llama ‘Meltdown’, que habla de la pérdida de la identidad, del momento en que tomamos conciencia que nuestra identidad es una ilusión”, dice.

A París llegó luego de viajar mucho, desde los 14 años, por Estados Unidos, Canadá, Francia e Italia; pero “una vez en Paris me di cuenta que no hacía falta coger un tren para viajar porque .por acá pasa el mundo entero”. Desde entonces su día a día transcurre entre la pintura, el video, tomar cerveza en los cafés, y dar vueltas en bicicleta. Hace un tiempo expuso en los Campos Eliseos una vaca escultura y en noviembre del año pasado su arte estuvo en el Museo de Arte Moderno de Pereira.

Fuente: El Espectador

Opiniones / Comentarios

Otros links relacionados

Comments are closed.