“Villa Villa”, la obra en el aire De La Guarda

72 0

“Villa Villa”, la obra de la compañía argentina “De la Guarda” llegó a nuestra ciudad, llena de creatividad y energía, para estar presentes en el X Festival Iberoamericano de Teatro de Bogotá del 4 al 16 de abril en el coliseo cubierto El Campin.Esta obra creada desde 1995 y que ha recorrido los cinco continentes con sus presentaciones es un espectáculo que despierta los sentidos, donde entran a jugar luces que abruman, música que hace vibrar hasta el estomago, humo que perturba, el viento de las máquinas y agua que cae como si fuera una cascada; los “performers” o como le llamarían en una cotidiana obra de teatro, actores, que parecen muñecos volando por el aire y caminando por las paredes, y hasta el propio público que durante toda la presentación siempre esta de pie, mirando hacia arriba, hacia un lado y el otro.

Más que una obra de teatro, en “Villa Villa” encontrará un hibrido de circo, con “rave”, recital, percusión y “performance”, resultando así, una mezcla creativa, innovadora y hasta rara. Es otro concepto donde la tarima no existe, es el aire, y los actores no caminan, se sientan o se quedan de pie sino vuelan, saltan y bailan.

El escenario, que se sale de lo usual para que el público no este de frente sino debajo de la presentación, es un montaje que realizan ellos mismos en quince días, teniendo en cuenta todas las normas de seguridad con máquinas manejadas por computador, para evitara accidentes con los “performers” y el público. El resultado de cero ilesos en sus tantas presentaciones así lo demuestran.

De La Guarda es una compañía que lleva 12 años trabajando, conformada por 12 “performers” cuatro operadores de escenas aéreas, cinco técnicos y operadores de música, sonido, vestuario, jefe de escenario y el gerente de la compañía; conformando así toda una empresa de 30 personas.

De la Guarda, nombre que viene del ángel, sorprende al público en los aires. Definitivamente es una obra que no se pueden perder en esta versión del Festival Iberoamericano de Teatro de Bogotá.

Texto: Marla Ramírez

Opiniones

opiniones y comentarios

Otros links relacionados