Viña Machado encarnará a ‘Doña Flor’

186 0

Luego de un casting exhaustivo, Jorge Alí Triana, director de la obra Doña Flor y sus dos maridos, escogió a Viña Machado para que encarnara un personaje tan dulce, tierno y lleno de pasión como lo es Doña Flor.

Doña Flor y sus dos maridos, del escritor Jorge Amado, ha sido traducida a otros lenguajes como el teatro y el cine, pues contiene elementos especiales que la convierten en un montaje lleno de encanto y de gusto por la vida, como un canto al sexo. La obra es una invitación para dejar de lado la mojigatería, donde lo que parece obsceno alcanza un nivel poético y artístico.

Doña Flor es una gran comedia, llena de magia y de situaciones maravillosas que llevan al personaje a cuestionarse ¿Por qué será que siempre necesitamos dos amores?

Para Jorge Alí Triana, Viña con su talento y encanto es la mejor representación de Doña Flor. Según el director, ella tiene todos los elementos para protagonizar la obra, pues es una mujer de carácter, disciplinada, creativa, con sentido del humor y con gran inteligencia actoral “Viña es espontánea, natural, fuerte y me encanta su manejo corporal y la verdad con la que expresa los sentimientos y las ideas del personaje. Es una mujer completa”, recalcó Triana.

La presión de las audiciones no fue un obstáculo para la joven actriz. Viña, que al día siguiente de ser elegida como Doña Flor, aseguró que ésta es una de las experiencias más bellas de su vida, ya que hacer teatro por primera vez y ser dirigida por el maestro Jorge Alí Triana, es un orgullo y una responsabilidad inmensa con el público.

Todos los días a partir de las once de la mañana y hasta la una de la tarde, Viña se dedica al desarrollo y entrenamiento corporal, que según ella, es vital al momento de trabajar en las tablas. “En teatro uno no expresa solo con palabras, sino con el cuerpo, con cada movimiento que tiene su propio valor. En el arte dramático todo es válido mientras sea conciso y claro”, dijo.

Entrada la tarde Viña inicia los ensayos de la obra. Muy puntual comienza a las tres y hasta las siete de la noche la actriz pone en práctica todo lo que ha aprendido en la mañana. Sin embargo, en este aprendizaje, en cada ensayo, ella destaca el apoyo y la paciencia de su “master”, como cariñosamente llama a Jorge Alí, pues es quien la orienta en medio de los ensayos para que de lo mejor de sí. “Él, con una expresión dulce, se dirige a los actores y de la manera más clara para explicar lo que quiere ver en escena y lo que el personaje debe dar. Jorge Alí tiene su obra muy bien concebida: acepta propuestas, las entiende, las ve y las aprueba; tiene una pasión por el teatro que se la trasmite a todo el elenco y eso es lo que hace que sus obras sean tan magnificas como lo son su pasión por este arte, cuenta Viña.

Aunque es la primera vez que Viña Machado hace teatro, ha sabido asesorarse de los mejores. Tomó clases con Vicky Hernández y ahora que tiene a Jorge Alí Triana como director sabe que el contacto con el público va a ser clave y que tendrá que poner a prueba lo que ha aprendido de sus maestros, pues así podrá demostrar la clase de actriz que es.

El reto más grande para la artista es entender a Flor y ese amor que les tiene a sus dos maridos, porque no es un amor de mentiras, es un amor verdadero y no es que el uno complemente al otro; son diferentes. “Para mi entender eso, que nunca he amado dos hombres a la vez ha sido el reto más grande que he tenido… Las escenas de desnudo y de pasión pasan a un segundo plano en la obra, hay cosas muy bonitas como lo es todo el montaje, yo no quiero que la gente se fije en que estoy desnuda sino en lo que siento, en el amor y la entrega”, comenta Viña.

A partir del 25 de febrero y durante tres meses en el renovado Teatro Arlequín de Bogotá, ubicado en la carrera 25 # 41 – 64, el público podrá ver a Doña Flor y sus dos maridos, los jueves, viernes y sábado a las 8:00 p.m.

Fuente: Teleset