Wall-E, un simple ‘robot’ deja una linda enseñanza

114 0

En una temporada en que Hollywood retoma los éxitos de la televisión y el cómic, la nueva cinta animada de Pixar demuestra que con imaginación y pocos artilugios se puede crear una pieza llena de humor, sensibilidad e ironía.

Los estudios Pixar se han vuelto a sacar de la manga otra genialidad, y ya van nueve desde que sorprendieron, en 1995, con Toy Story, y lo hace recuperando el espíritu de E.T. (1982) al que añadieron grandes toques de humor y personajes que recuerdan a los de otra de sus obras maestras, Monsters Inc (2001).

Con homenajes al extraterrestre más famoso del cine, a 2001: A space odyssey (1968) o a la saga Star Wars, Wall-E cuenta la historia de un antiguo y sucio robot de limpieza que sobrevive en el futuro de una Tierra devastada con la sola compañía de una cucaracha y rodeado de edificios formados por basura.

Su ordenada vida se ve interrumpida por la llegada de un supermoderno robot -Eva- que busca restos de vida en la tierra y que llega desde una especie de nave que recorre el espacio desde hace 700 años cargada de gente alienada por una vida robotizada hasta el más mínimo detalle.

El resultado extremo de la vida sedentaria y marcada por la tecnología que vivimos en la actualidad.

Como es habitual en las películas de Pixar, destaca la sofisticada planificación (algo habitual en los filmes con actores, pero no tanto en las películas de animación), la profundidad de los personajes y los recursos estilísticos, desde la luz a los colores, pasando por la ambientación o la música.

Música en la que destaca la versión de La vie en rose, de Louis Armstrong; Así habló Zaratrusta, de Richard Strauss (parte de la banda sonora de la odisea espacial de Stanley Kubrick), y, sobre todo, Put on your sunday clothes y It only takes a moment, canciones interpretadas por Michael Crawford en Hello Dolly (1969), cuyas imágenes se repiten sin cesar en Wall-E.

Esa música inspira el amor de Wall-E por Eva, una relación absolutamente creíble a pesar de pertenecer al más evidente mundo de ficción.

La película está dirigida por Andrew Stanton, guionista de las cinco primeras obras de Pixar, codirector de A bug´s life, productor ejecutivo de Monsters, Inc y ganador de un Oscar por Buscando a Nemo, el mayor éxito global de la compañía, con 866 millones de dólares (549 millones de euros) recaudados en todo el mundo.

Wall-E es una película de amor, de superación, de valores, de colaboración, de amistad y de victoria de la bondad. Y, a pesar de lo que esto podría indicar, no es cursi ni relamida, sino todo lo contrario.

Estrenada la última semana de junio en Colombia y Estados Unidos, Wall-E llega la próxima semana a las pantallas de la mayoría de los países europeos y el 6 de agosto a las españolas.

Fuente: Canal Caracol

Opiniones

opiniones y comentarios

Otros links relacionados