Wes Borland: entre el circo de Limp Bizkit y las luces negras

Wes Borland ha confesado a MTV.com que tiene mono de escenario. “Todo trabajo, nada de tocar” bromea el guitarra de Limp Bizkit. Sin ir más lejos, poco antes de Halloween, Borland tocó el bajo en el concierto que From First To Last dieron en Los Angeles, tras años sin estar frente al público.“Estoy super excitado de salir ahí, y volver a estar frente al mundo de nuevo, y intentar volver a tener relevancia porque he estado tanto tiempo fuera pese a estar metido [en el mundo de la música]. He estado en casa 4 años, y ya estoy cansado de eso.”

Pero todo ese tiempo libre que ha tenido mientras no hacía conciertos lo ha aprovechado para poner en marcha un nuevo proyecto: Black Light Burns. En la banda encontramos a Josh Freese, batería de A Perfect Circle, el exNine Inch Nails Danny Lohner, y el teclista de Telefon Tel Aviv Josh Eustis. El grupo ha estado trabajando en 17 temas, 14 de los cuales aparecerán en su disco debut. En diciembre esperan darle los últimos retoques al álbum para poder editarlo en marzo o abril vía Epic Records. Tras ello, hay planes de iniciar una gira mundial.

Cuenta el guitarra que este grupo se ha convertido ahora mismo en su “objetivo principal”. “Es una especie de culminación de Eat The Day, ese otro grupo que tuve con Richard Patrick, Danny y Josh llamado The Damning Well -donde hicimos como cuatro canciones, y una de ellas la pusimos en la banda sonora de ‘Underworld’ en el 2003- y ese otro material instrumental en el que estaba trabajando. Esto es material de todos esos proyectos con los que quedé algo así como frustrado en estos tres últimos años, que necesitaban un vocalista. Y me dije, ‘Que le jodan, voy a aprender a cantar, y hacerlo yo mismo y componer todo y que Danny -que es uno de mis mejores amigos si no mi mejor amigo- lo produzca’. Y él quedó se quedó enganchado.

Mientras más avanzábamos en el proyecto, más gente se involucraba en el proyecto con la idea de convertirlo en una banda. Y ahí es donde estamos. Ha llevado su tiempo y estoy muy feliz con ello. Empezó como un disco en solitario y se convirtió en algo que pensamos que era mucho más guay.”
Según parece la voz de Borland es un cruce entre Marilyn Manson y Jonathan Davis, y cuenta el propio Borland que la música del grupo tiene elementos de Nine Inch Nails y de Limp Bizkit: “Es uan especie de representación de todo en lo que he estado metido en toda mi vida. Hay mucho de música oscura, gótica, cosas como Portishead, Skinny Puppy, Bauhaus, Depeche Mode, Ministry y todo ese material. Últimamente me he quedado fascinado con Yeah Yeah Yeahs e Interpol, y cosas indie. Es una integración de todo lo que me ha gustado y mucha música que he ido haciendo y que realmente no encajaban en ningún lado”.

Sobre lo de atreverse a cantar: “Tengo muchas cosas que decir desde hace tiempo que nunca había sido capaz de decir o que ningún otro vocalista con los que había trabajado hubiera dicho. Es raro intentar escribir letras para alguien: no puede entender del todo lo que quieres que digan porque no han pasado por la experiencia.

Me hace muy feliz hacerlo. Me siento aliviado porque esto es mucho más como soy. En Limp solo soy el guitarrista y no tengo que ver en las letras. Soy más la expresión musical. Tengo la sensación de estar redimiéndome de cosas que he hecho en el pasado, y expresando lo que quiero expresar.

Las letras son como de mi dándome cuenta de que soy un adicto al trabajo. La música ha cogido todos los aspectos de mi vida y arruinado todo. Esta hambre y esta necesidad de tocar y conquistar, este año me he sentido auténticamente consumido por la música, dejándolo todo al margen -familia, amigos, todo. Ha sido un camino muy oscuro, leno de culpa, el que he tomado este año, así que eso ha influído mucho en las letras. No sé porqué esta necesidad de crear no me deja. ¿Por qué soy un esclavo de esto? ¿Por qué está apagando cualquier otra luz de mi vida? Eso me está volviendo loco. No puedo hacer otra cosa que vomitarlo y sufrirlo. Por mal que me haga sentir, sigo haciéndolo.”

El guitarra explica que su retorno a Limp Bizkit ha significado que el disco debut de Black Light Burns haya ido retrasándose. “Estoy como rodeado con Limp Bizkit. Del palo, ‘¿Queeee? ¿Qué está pasando? ¿Qué estamos haciendo?’. Sigo en Limp pero hasta donde sé, ahora mismo, va a haber una gira, y estoy intentando planear mi gira con Black Light Burns alrededor de esa, y yo voy diciendo, ‘¿Cuando va a ser?’.

Con Limp Bizkit, a veces es un auténtico circo, de estar en la oscuridad y no saber que demonios pasa. La mayor parte del tiempo, no sé lo que pasa o lo que se supone que psará… Me refiero a que tengo la sensación de que me informan del mismo modo que os informan a vosotros.”

Por si fuese poco, Borland no acaba de entender la forma de promocionar el EP “The Inquestionable Truth (Pt. 1)”: “Fue una idea de Fred [Durst] lanzarlo así. No estoy seguro de que fuese -bueno, obviamente no- una buena idea. Lo hizo bastante mal y nadie se enteró que salió. Yo estaba contento con él, con el nivel de agresividad que había. No sé si [‘The Inquestionable Truth (Part 2)’] acabará saliendo. He oído que [Fred] ha estado trabajando en las voces. Quizá. La música lleva hecha desde hace más de un año, y es parecido a la primera parte -riffs de locura y algunos de los mejores y más heavys riffs que haya compuesto en mi vida. Sería una verguenza que nunca viera la luz del día. Espero que si aparezca.

Related Post