William Ospina recibió en Venezuela el premio Rómulo Gallegos

El escritor William Ospina, en el acto celebrado en Caracas
El escritor William Ospina, en el acto celebrado en Caracas

El ministro venezolano de cultura Héctor Soto, entregó este domingo el premio Rómulo Gallegos, al escritor colombiano William Ospina, por su novela “El país de la canela”, que según el veredicto del jurado “se trata de una lectura interpretativa de los primeros viajes de los europeos por el continente, con una fuerte proyección hacia el presente”.

Durante un acto celebrado en Caracas en la sede del Celarg, organismo organizador del certamen, Ospina destacó en su discurso la influencia recibida del poeta andaluz Juan de Castellanos, quien dedicó su obra a reflejar lo bueno y malo de la colonización española de América.

Criticó por ejemplo que con motivo de las celebraciones del “encuentro de los dos mundos”, en 1992, España haya resaltado la faceta épica de su incursión en América, a personajes como Francisco Pizarro o Hernán Cortés, mientras que permanecieron en planos secundarios quienes aportaron la carga humana que hizo posible el mestizaje.

El escritor planteó que los actuales latinoamericanos son una simbiosis de todos quienes confluyeron en estas tierras: indígenas, europeos y africanos, lo que dio lugar a un mestizaje que los hace únicos tanto por su lenguaje como por su concepción de la existencia.

El pasado viernes, el escritor, en una entrevista exclusiva que concedió a la página Web de teleSUR, aseveró que Latinoamérica es “un continente al que las grandes potencias del mundo, especializaron en la producción de cosas que ellos necesitaban”.

Tal hecho mereció su reclamo y aporte. “Una economía sana produce todo lo que su gente necesita, o hace el esfuerzo por producir aquello que su gente necesita y sólo piensa en exportar aquello que les sobra, en cambio nosotros planificamos nuestra economía no pensando en lo que necesita la gente, sino en lo que necesitan comprar en otros sitios”.

Bajo su lupa, la economía latinoamericana debe estar hecha en función de las necesidades de quienes habitan el continente. “Nosotros deberíamos ser países de todo, países de los minerales, países de la agricultura, países de la ganadería, del azúcar, de la flores, pero en función fundamentalmente del bienestar de la comunidad y por supuesto también del mercado externo pero no como principal prioridad”.

Ospina, de 55 años, fue galardonado en junio con la (décima sexta) XVI edición del Premio Internacional de Novela “Rómulo Gallegos”, tras imponerse a 275 novelas de 21 países, con la obra “El país de la canela”, que recrea los primeros viajes de los europeos al Amazonas a través de los ojos de un indio mestizo.

Fuente: Telesur

Otros links relacionados