Ya puedes disfrutar de la Biblioteca Digital Mundial

103 0

Este proyecto de la Unesco pretende digitalizar libros, manuscritos, mapas, videos y otros contenidos de entidades académicas, culturales y bibliotecas de 190 países.

Un manuscrito japonés considerado una de las novelas más antiguas que se han escrito (La Historia de Genji), las primeras menciones a Cristo en los textos de los aztecas y grabados de los clásicos de Confucio, creados hace más de 1.800 años, son solo tres de los cientos de ‘tesoros’ que estarán disponibles desde hoy en la Biblioteca Digital Mundial, un proyecto de la Unesco que pretende reunir en un portal web las obras históricas y culturales más relevantes de 190 naciones.

Este sitio en la Red le permite a cualquier persona consultar gratis obras que son consideradas fundamentales en la historia de la cultura universal, y se suma a otros proyectos, como Wikipedia y Google Book Search (véanse recuadros), que están dejandoa disposición de los usuarios de todo el mundo por Internet, sin costo y en varios idiomas, las principales fuentes de conocimiento de la humanidad.

En la Biblioteca Digital se encuentran, por ejemplo, los estudios realizados por la Comisión Francesa para las Ciencias y las Artes, que acompañó a Napoleón en 1798 en la invasión a Egipto, así como variados manuscritos, libros e imágenes que datan de varios siglos antes de Cristo.

El gestor de la idea fue James Billington, director de la Biblioteca del Congreso de Estados Unidos, quien presentará el proyecto hoy -cuatro años después de comenzar a trabajar en él- en la sede de la Unesco en París (Francia).

La Biblioteca arranca con cerca de 1.200 archivos, como pergaminos, libros, investigaciones, mapas, videos, imágenes y audios, aportados por 32 instituciones, entre ellas la Biblioteca de Alejandría (Egipto) y varias de Israel, Rusia, Brasil, México, Francia, Serbia, Suecia y China.

También hay contenidos de las bibliotecas de las universidades de Yale, Brown (E.U.) y Pretoria (Sudáfrica). Compañías como Google, Microsoft, la Fundación Qatar y la Universidad King Abdullah invirtieron los recursos económicos y técnicos necesarios para el montaje del portal y la digitalización de las obras.

La meta: los estudiantes

El sitio web de la Biblioteca Digital Mundial es sencillo y fácil de navegar. La dirección de la versión en español es www.wdl.org/es.

Lo primero que aparece es un mapa que muestra, por continentes, la cantidad de documentos y archivos disponibles. También es posible hallar información según el lugar, tema, época o por cada una de las instituciones que han aportado contenidos.

Billington le dijo al diario The Washington Post que “todas las personas son bienvenidas”. Sin embargo, explicó que el principal objetivo de esta biblioteca son los estudiantes. “Diseñamos un sitio que usa las nuevas tecnologías para enriquecer a la juventud del mundo. Queremos que cada niño obtenga un beneficio al visitar la biblioteca”, le dijo a ese periódico de la capital estadounidense.

El costo inicial del proyecto es de 10 millones de dólares, aunque se espera la donación constante de distintas entidades culturales de los 190 países que conforman la Unesco.

Todos los libros del mundo, el reto de Google

La meta que Google se ha impuesto es descomunal: quiere digitalizar cada libro que se haya publicado en el planeta, conocido o no, y en cualquier idioma, para crear una especie de biblioteca global que la gente puede consultar en la Red.

El gigante de Internet se ha tomado su tarea en serio: ya ha escaneado siete millones de títulos, y espera llegar a 15 millones a mediados de la próxima década. Para lograrlo, Google ha firmado acuerdos con bibliotecas de todo el mundo, en donde están disponibles las obras que se están escaneando.

El servicio, llamado Google Book Search (books.google.com), es especialmente útil porque permite realizar búsquedas dentro de las páginas de los libros.

Pero no todos están de acuerdo con este proyecto. Algunas personas opinan que esto le dará a Google una especie de ‘monopolio’ sobre el conocimiento.

Por su parte, muchos escritores -con el argumento de que Google está violando sus derechos de autor- demandaron a esa compañía en E.U. y Google tuvo que invertir 125 millones de dólares para adquirir los derechos de libros en todo el mundo.
Igualmente, como parte del acuerdo legal, Google está montando un modelo que le permita compartir con los escritores y las editoriales los ingresos generados por publicidad y por la consulta de las obras en Internet.

Google es consciente de que llegar con esos libros a los teléfonos móviles es clave, ya que hay muchos más usuarios de celulares que de PC. Por eso, este año anunció que 1,5 millones de libros de dominio público que ha escaneado, y que antes solo estaban disponibles para PC, se podrán consultar desde teléfonos como el iPhone.

Wikipedia, la reina de Internet

Cuando completó dos millones de artículos en septiembre del 2007, Wikipedia se convirtió en la mayor enciclopedia del mundo. Hoy, tiene 12 millones de artículos (450 mil de ellos en español) en 262 idiomas y es, de lejos, la enciclopedia más popular de Internet, con 96,7 por ciento de las consultas, frente a 1,3 por ciento de Encarta, que ocupa el segundo puesto, según la firma de medición de audiencias en línea Hitwise (Encarta dejará de publicarse dentro de dos meses).

El éxito de Wikipedia (www.wikipedia.org) se debe a su revolucionario modelo: es una enciclopedia gratuita, escrita y editada por los propios usuarios, y no por un grupo de académicos.

Cualquiera puede modificar los artículos de Wikipedia, incluso de forma anónima, y los cambios se reflejan en el contenido de manera inmediata. Ese modelo, sin embargo, ha generado fuertes críticas hacia Wikipedia, pues se cuestiona la confiabilidad de su contenido.

Aunque un estudio del 2005 mostró que Wikipedia tiene un tercio más de errores que la prestigiosa enciclopedia Britannica, el resultado se consideró bueno, porque se esperaba que la diferencia fuera mayor.

Wikipedia se lanzó en enero del 2001. Fue fundada por los estadounidenses Larry Sanger y Jimmy Wales.

Fuente: El Tiempo

Opiniones / Comentarios

Otros links relacionados