Bogotá, Cali y  Medellín formularon un plan conjunto para trabajar en red sobre problemáticas comunes y desarrollar diferentes estrategias de atención y promoción del acceso a la cultura escrita con impacto en sus regiones, y potenciar el hecho de ser las ciudades responsables de los sistemas de lectura y bibliotecas más fortalecidos del país.

Tintal

Los equipos de las Direcciones de Lectura y Bibliotecas de estas ciudades han venido trabajando desde noviembre de 2012 para articular experiencias exitosas y saberes acumulados, así como para plantear desarrollos aspectos de política pública y acordar estrategias y metodologías conjuntas.

El propósito central consiste en fortalecer las prácticas culturales y sociales que relacionan la cultura escrita, la lectura y la oralidad, tanto en comunidades alfabetas como analfabetas. Este propósito implica, entre otros, crear líneas de trabajo conjunto para la actualización de gestores y promotores de lectura, unificar indicadores cualitativos y cuantitativos que faciliten el seguimiento de los planes de lectura, así como propiciar la articulación interinstitucional entre el sector público, la empresa privada y las líneas de inversión con beneficios tributarios RSE (Responsabilidad Social Empresarial). De igual forma, busca promover la sostenibilidad y el fortalecimiento de nuevas líneas de aprendizaje, la incorporación de nuevas tecnologías y posibilitar mejores accesos a elementos digitales que actualicen la oferta pública.


Entre los avances más significativos derivados de este acuerdo de voluntades, sobresale la selección del proyecto “Construcción participativa de herramientas de planeación y evaluación de la Red de Ciudades Lectoras de Bogotá, Cali y Medellín en Colombia” presentado por la Secretaría de Cultura, Recreación y Deporte a Iberbibliotecas 2014. Con los45 mil dólares obtenidos por dicho proyecto, se espera realizar actividades de formación en procesos de planeación y evaluación cualitativa y cuantitativa de los servicios y programas que ofrecen las bibliotecas de la Red.

Bogotá fue merecedora de un segundo estímulo de 60 mil dólares por el proyecto Lectores Ciudadanos presentado por Biblioamigos, fundación que apoya a la Red de Bibliotecas Públicas de Bogotá (Bibliored). Lectores Ciudadanos busca dar continuidad a la formación de promotores de lectura en las zonas más vulnerables de la ciudad, una meta del Plan de Desarrollo Bogotá Humana.

Otros links relacionados