Asia regresa a Bogotá con su rock progresivo

200 0

En los años 70, el rock progresivo le dio sofisticación, virtuosismo y perfección al género. De repente, redujo la distancia con la música clásica. Pero, hacia finales de esa misma década, nada de eso importó porque el punk, el new wave y el disco se tomaron el mundo, sin necesitar en absoluto de la majestuosidad.

“La radio cambió completamente en Estados Unidos. El rock progresivo no se tocaba en las emisoras. Solo el rock sin esa etiqueta, de bandas como Styx, Foreigner, Journey, era lo que se oía en todos lados”, recuerda Carl Palmer, quien luego de alcanzar la gloria con la progresiva Emerson, Lake & Palmer (ELP), con eternos solos y arreglos sinfónicos, sintió que debía conectarse con la movida del momento.

Fue cuando creó con otras tres leyendas del progresivo (Steve Howe, Geoffrey Downes y John Wetton) la perfeccionista banda de rock pop Asia, que está por celebrar 30 años y que visitará Colombia el próximo 24 de mayo, dentro de la gira de aniversario.

“Todo (la reunión) empezó hace cinco años, para el aniversario 25, y desde entonces hemos venido tocando juntos como la banda original. El próximo año será, entonces, el aniversario 30. Antes, todos los Asia eran casi como una banda tributo o de covers, pero esta es Asia original, los cuatro fundadores”, explica.

Los 80 fueron crueles con los roqueros progresivos. Pocas bandas lograron mantenerse, pero Asia fue, a su manera, el siguiente paso, y con Heat of the Moment se hizo a una de las canciones más populares del rock.

“Cuando formábamos Asia, nos tuvimos que dar cuenta de que si queríamos ser escuchados por alguien, teníamos que ser diferentes a cualquier banda de rock progresivo convencional, nadie quería oír ese tipo de música en ese momento, debíamos ser más amigables en la radio y mostrar diferentes tipos de música”, agrega el baterista.

Así, llegaron éxitos como Time Again, Sole Survivor, Only Time Will Tell y Wildest Dreams. “Debíamos tratar algo nuevo y fresco, hacer canciones que tenían algo progresivo, pero comerciales”.

Asia era un supergrupo, es decir, una banda formada por músicos que ya eran afamados por otras bandas: John Wetton venía de King Crimson y U.K.; Howe, de una de las mejores alineaciones de Yes; Downes, de The Buggles, y Palmer, de ELP. Todos superaban los 30 años de edad y, aún con su experiencia, era una especie de reto ser más oídos que los nuevos roqueros.

“Puede sonar algo obvio, pero el mejor momento que tuve con Asia fue cuando tuvimos nuestro primer número uno en Estados Unidos, y así permaneció durante siete semanas. Solo hasta ese momento entendimos que habíamos hecho uno de los mejores álbumes de la historia”.

Fueron apenas tres años juntos, de 1982 a 1985, en los que grabaron dos álbumes importantes: Asia y Alpha. Después, la rotación de músicos fue tan alta que incluso, en una época, ninguno de los miembros fundadores estuvo presente. “No tuvimos diferencias, sino problemas médicos y por eso no pudimos seguir juntos -explica Palmer-. Pero nada de eso es importante hoy, sino que somos la banda original”.

La idea de ser comerciales, de tener éxitos radiales, pudo ser una decisión difícil frente a los fanáticos que ya habían cosechado en los 70, pero para el baterista es mejor no quedarse en la melancolía: “No pienso mucho en eso, porque cuando Asia empezó a tocar de la manera que lo hizo, fue mejor de lo que tocábamos antes, por la tecnología. Éramos más experimentados”.

¿Dónde y cuándo?
Martes 24 de mayo, Teatro Ástor Plaza, a las 8 p.m. Boletas disponibles en www.ticketex press.com.co. Los precios son de 96.000, 126.000 y 156.000 pesos. Organiza La Superestación. fm.