Música que ‘pinta’ los sentimientos de una manera sobrehumana, en concierto este miércoles  9 de mayo, 7:30 p.m., en la sala de conciertos de la Biblioteca Luis Angel Arango.

Magdalena Eichmeyer nació en Austria, estudió violonchelo en la Escuela Departamental de Alta Austria, en Vöcklabruck y participó en orquestas como la Sinfónica de la Radio Viena y la Filarmónica de Múnich. Después de conocer Colombia, y especialmente su gente, se enamoró del país y decidió radicarse en él, desempeñándose en la actualidad como violonchelo jefe de la Orquesta Sinfónica Nacional de Colombia. Acompañada por el pianista ruso Sergei Sichkov interpretará piezas y compositores emblemáticos del Romanticismo alemán.

Una hora antes del concierto, a las 6:30 p.m., en la Sala de Audiovisuales de la Biblioteca Luis Ángel Arango, Rodolfo Acosta conversará con Magdalena Eichmeyer sobre aspectos propios del repertorio, los compositores y las obras que se escucharán.

En el recital de esta noche, Eichmeyer propone cuatro obras para violonchelo y piano que pertenecen al Romanticismo alemán, obras que, como fue propio de este periodo histórico, están llenas de sentimientos y emoción, o para citar a los expertos “música que ‘pinta’ los sentimientos de una manera sobrehumana”. Piezas de Schumann, Bruch y Brahms, tres de los mayores exponentes de este movimiento, harán parte del repertorio.

Robert Schumann es uno de los compositores románticos más apreciados, su repertorio constituye una referencia ineludible de este periodo. De él Eichmeyer interpretará Adagio y allegro, Op. 70. y Fantasiestücke, Op. 73., obras que originalmente fueron escritas para instrumentos de viento y, que gracias a esta adaptación a violonchelo, dan una idea del potencial expresivo del compositor. Piezas de gran riqueza armónica y de temperamentos variados.

De Max Bruch escucharemos Kol Nidrei, Op. 47., una obra inspirada por la ceremonia judía del Día de Expiación, una fecha donde los fieles son liberados de todas las promesas, votos y otros compromisos verbales que han adquirido con Dios durante el año. En general las obras de Bruch tienen fuertes influencias de la música popular, ya sean melodías rusas, suecas, escocesas, celtas o, como en este caso, hebreas.

Finalmente, durante la segunda parte del recital, se presentará la Sonata para violonchelo y piano en mi menor, Op. 38. de Johannes Brahms. “La obra consta de tres movimientos: el primero, mantiene un registro grave y dibuja con el piano una atmosfera plena de una belleza melancolica; el segundo, esta inspirado en una de las formas clásicas de la danza y, aunque contiene momentos brillantes, mantiene la sobriedad propuesta en el primer movimiento; el tercero, es una fuga inspirada en Bach, una página magistral de contrapunto, de gran energía y delicadeza a la vez”, explica Carolina Conti en las Notas al Programa del concierto.

MAGDALENA EICHMEYER, violonchelo (Austria)
De origen austriaco, Eichmeyer inició sus estudios de violonchelo en la Universidad para Música y Arte Dramático de Graz, y en la Universidad para Música y Arte Dramático de Viena con Valentin Erben y Wolfgang Al Chinger. Durante muchos años perteneció a la planta artística de la Orquesta Sinfónica de Radio Viena. Participó en múltiples clases magistrales con chelistas como Rudolf Leopold, Michael Hell (Austria), Tomás Varga (Hungría) y Peter Bruns (Alemania).

Desde 2009 se radicó en Bogotá para ser parte de la Orquesta Sinfónica Nacional de Colombia, ganando, por medio de audición, la posición de violonchelo principal. Al año siguiente se presentó como solista interpretando el Concierto para violonchelo y orquesta, en la menor, de Robert Schumann. Recientemente fue invitada por el VI Festival Internacional de Música de Cartagena para hacer parte de la Orquesta Sinfónica del Estado de Sao Pablo Brasil.

Actualmente forma parte del trío de cuerdas Ménage à Trío y a partir del segundo semestre del presente año dirigirá la cátedra de violonchelo en la Universidad Central.

SERGEI SICHKOV, piano (Rusia)
Nació en Moscú. Tomó sus primeras lecciones de piano a los seis años de edad con la profesora Nina Nikitina en la Escuela de Música de Balashija, y a los diez años ofreció su primer recital obtuvo el primer lugar en el concurso de interpretación musical de jóvenes pianistas de la región de Moscú.

En 1991, ingresó al renombrado conservatorio estatal P. I. Tchaikovsky de Moscú; en esta institución obtuvo su diploma laureado. Se especializó como pianista solista, pianista acompañante, y en música de cámara con distinguidos profesores. Su primera presentación en Europa (Viena, 1991) con la Orquesta de Estudiantes del Conservatorio fue registrada por la crítica especializada como un importante evento musical. Desde entonces ha ofrecido recitales e interpretado música de cámara en Rusia, Ucrania, Francia, Grecia, Colombia, España, Ecuador, Venezuela, Bolivia, Guatemala, Nicaragua, Honduras, El Salvador, Costa Rica y Cuba.

Fuente: banrepcultural

 

Opiniones / Comentarios

Otros links relacionados