El reggaeton es menos estimulante del cerebro que otros géneros
El reggaeton es menos estimulante del cerebro y mejor para hacer ejercicio que otros géneros

No es la primera vez que se habla de la influencia de la música que se escuche en la mente, el espíritu y en la salud mental y emocional. No solo es una cuestión de gusto personal, sino que de acuerdo a varios estudios, la música si afecta nuestra forma de percibir el mundo y sobre todo en cómo aprendemos. De hecho hace unos meses, algunos científicos dieron a conocer estudios donde afirman que el reggaeton puede ayudar a disminuir la capacidad cognitiva de una persona, según ésto, cada género podría llegar a tener diferentes efectos sobre el cerebro.

Si usted quiere desarrollar una actividad en específico, es mejor que busque música acorde a lo que quiere obtener, ya que si algunos tipos de música estimular la creatividad y la imaginación, otras ayudan a establecer relaciones sociales y con el entorno físico.

De acuerdo con esto, los que prefieren música clásica son más abiertos a generar nuevas ideas, mientras que los que escuchan rock sobre todo heavy metal simplemente inyectan adrenalina al cerebro y los que escuchan música salsa y reggaetón, solo estimulan su cuerpo para perder calorías o mejoran su capacidad atlética.

Ya es de muchos conocido que la música bailable, es mejor para hacer actividad cardiovascular, por eso se prefieren ritmos más pegajosos para repetir coreografías y hacer mejores relaciones sociales con sus compañeros de baile.

Atención a los datos que siguen sobre los tipos de música.

Música clásica

Escuchar al menos media hora de música clásica al día brinda al cerebro un mejor ambiente para desarrollar ideas y establecer conexiones neuronales que ayudan a estar más alertas, tener una mejor concentración y optimizar el proceso de aprendizaje.  También revitaliza el cerebro tras un intenso trabajo intelectual. Por obvias razones es una música que no es buena para momentos de compartir en familia o con amigos.

Salsa

La salsa ofrece al cerebro adrenalina y dopamina que relajan y activan al mismo tiempo, según el terapeuta físico Felipe Gutiérrez, especialista en rehabilitación deportiva.  También brinda beneficios físicos, emocionales y mentales al liberar el estrés, aumentar la capacidad cardiorespiratoria y mejorar la coordinación y el equilibrio.

Muchos deportólogos y entrenadores físicos recomiendan bailar este ritmo para recuperación más rápida de movimientos tras operaciones y accidentes que involucren las extremidades.

Rock y heavy metal

El autor Don Campbell ha escrito sobre lo difícil que resulta concentrarse para generar ideas mientras se escucha rock.  Pero si no es muy útil en ese campo, sí es eficiente para inyectar adrenalina al cerebro.

Javier Yangunas, por su parte, escribió un ensayo titulado Influencia de la Música en el rendimiento Deportivo, que relaciona a la música rock y pop con la mejora del desempeño físico en actividades cardiovasculares. Algunos otros han afirmado que el escuchar por periodos de tiempo prolongados, lo que hacen es que el cerebro termine por dejar de percibir correctamente el ingreso de adrenalina y perder el efecto deseado por sobre exposición.

Reggaetón

De acuerdo con el informe de la cadena internacional, los ritmos de bits acelerados, con progresión de acordes repetitivos como es el caso del reggaetón, el tecno y el rap impiden la concentración y la relajación, pero la energía que generan puede aprovecharse para el ejercicio físico.

Para Wilson Andrade, fundador de la academia Dance Center Romance, el reggaetón puede ayudar, al ejercitarse, a quemar calorías, mantener la frecuencia cardiaca entre130 y 150 pulsaciones por minuto, tonificar el cuerpo, mejorar la capacidad cardiovascular, obtener mayor resistencia, reducir los niveles de grasa en la sangre y ampliar la capacidad pulmonar y a aprovechar mejor el oxígeno en músculos y órganos.

En conclusión, la música se hizo para acompañar cada momento, tu escoges cuanto y qué grupo deseas escuchar, pero si tienes en cuenta estas recomendaciones de los científicos, se podría sacar mejor provecho de nuestro cerebro si escogemos mejor lo que escuchamos. El exceso es perjudicial, los extremos son viciosos y la mayoría de las veces, los extremos resultan en daños irreparables.

Sin embargo, más allá del ritmo, se debe tomar atención a los gustos personales, pues según investigaciones de universidades estadounidenses, la música “agradable” al oído es importante para tratar dolor crónico, problemas cardiovasculares, estrés y algunos padecimientos mentales.

Opiniones / Comentarios

Otros links relacionados