Las descargas musicales aún no están hechas para Colombia: el caso Don Tetto

136 0

Hace unos dias recibimos en nuestro e-mail, la invitación para la presentación de la primera tarjeta emitida por la empresa Prodiscos y su nueva marca Entertainment Store en Colombia.

Al comienzo creimos que era un evento para lanzar la marca de la distribuidora de discos con mayor reputación en Colombia pero resultó ser la invitación a una firma de autógrafos con los miembros de la banda, para que la gente comprara una tarjeta que se iba a distribuir ese día única y exclusivamente, en ese centro comercial y ya.

Foto del boletín de presentación de la actividad

Es decir, es un acto solo para fans, para quienes acabaron de ver un concierto super exitoso, para quienes compraron su más reciente CD/DVD y están empapados de todo lo que pasa con su banda. Hablemos de unas 1.000 personas en Bogotá que estarían interesadas en hacer la compra, de esas suponemos nosotros que tan solo unos 200 o 300 asistieron a la actividad, porque los demás ya pasaron por todo lo que mencionamos antes, incluyendo premios Grammy y demás. Es decir, hicieron un evento para unas 100 personas comprando el bono.

No seremos los más expertos en mercadeo y tampoco queremos poner la cosa sobre una crítica al resultado de lo que puedan hacer las empresas al promocionar sus productos, porque no nos dedicamos a eso, sin embargo, llama la atención que hayan transferido una actividad dedicada por mucho tiempo a quienes compran el disco, la revista, el poster, el libro, etc., a una tarjeta que contiene lo mismo que contiene el CD que presentó la banda hace poco y no lo hagan en redes sociales u otra forma de promoción ‘digital’.

Ahora, si nuestras cuentas ajustan bien, hicieron un evento para recaudar un máximo de $4’500.000? Creemos que la producción del solo evento pudo costar eso y pues si llevaron a los artistas para que los asistentes compraran otras cosas en la tienda, deja aún más que desear, sobre todo porque hablamos de que la promoción es para una tienda digital, no una física. Pero en fin, cada quien ‘mata las pulgas como quiere’, algunos a martillazos, otros con la herramienta adecuada o llaman a un fumigador.

A nuestro gusto esta actividad, es una inmadurez tanto de la tienda (léase industria), como de la banda. El organizar un evento para seguir haciendo las mismas tácticas promocionales de una tienda física para un ‘formato digital’ que puede cubrir el continente entero, no tiene sentido. Ahora, no les vamos a dar las ideas que pudieron usar, pero si deberían ser más ‘creativos’ y recurrir a otros medios para ser ‘digitales’.

Somos un medio de internet, y hasta ahora no hemos visto en nuestras páginas ni en las de la competencia, una sola promoción, pauta, banner o animación que lleve a comprar en la tienda de Entertainment Store en los meses recientes, ni cuando buscamos en la red aparece un solo link que nos lleve a descargar el disco. Esa es la clase de promoción que le dan a sus artistas y la exclusividad ofrecida?

Esto es solo una opinión que deberían recibir los nuevos talentos, los encargados de las disqueras, managers y los dueños de la ‘tienda digital’, si hay que dar un paso en función de lo digital, no puede ser solo en nombre o presencia, hay que darlo en función de su propio medio o de lo que están haciendo, o pongan un café internet dentro de las tiendas de Prodiscos, con eso tapian las paredes con compre en la tienda que tenemos de inicio en nuestro café internet.

Bueno, espero que para la banda y para los dueños de la tienda, la experiencia no los desanime y continuen buscando formas de vender sus productos, igual, hay agencias digitales que les pueden ayudar con algo de experiencia e ideas para dar a conocerse mejor evitando esta clase de parodias de venta en vivo.