El talento colombiano está respirando con fuerza y nos agrada mucho tener que escribir sobre una cantante como Natalia Bedoya que no le tiene miedo a cambiar su apariencia o color de voz por un personaje o por una bella interpretación, esto la ha convertido en una artista polifacética y de admiración.

Su talento, su sonido, el color de su voz, el swing de sus temas; cada nueva propuesta de Natalia se convierte en una auténtica experiencia llena de vida. Así es que como hoy nos presenta Mueren las culpas, el segundo sencillo de su próximo trabajo ‘El teatro de mi vida’, el resultado de una incansable búsqueda que se ha tomado su propio tiempo y espacio, para que tengamos ante nosotros una historia tan real y llena de sentimiento, al mejor estilo de la manizalita que, esta vez se arriesga con un juego entre el rock, el soul y la electrónica, una mezcla explosiva.

En cuestiones del amor no todo está escrito…

¿Cuántos son realmente expertos en el arte de amar? ¿Cuántos suman fracasos como capas a la coraza que protege su corazón?, ¿A quién no le cuesta volver a amar?, ¿Quién no flaquea y arriesga de nuevo tras una intensa experiencia?… Quien pueda, ¡qué tire la primera piedra!. Con el corazón y la felicidad, es mejor hacer borrón y cuenta nueva.

Mueren las culpas es el segundo sencillo después de Día Cero, dos temas que aún no nos desvelan por completo el estilo de ‘El teatro de mi vida’ título del  álbum completo, (sexto de su carrera artística y segundo como solista y cantautora). La camaleónica Natalia Bedoya se arriesga aquí como productora, de la mano del bajista Nestor Vanegas, Co-Productor y pieza clave en este trabajo que trae un sonido auténtico, fuera de convencionalismos, contundente y enérgico, dándole forma a una canción que refleja el florecimiento de un estilo original en la escena del POP-ROCK Latino, un sonido que nos deja con ganas de más… así que hay Natalia Bedoya para rato!

Sobre Natalia Bedoya

Dueña de una voz excepcional e indiscutibles talentos artísticos, Colombia ha sido testigo de la evolución de una mujer que ha experimentado y revolucionado el sonido del Blues, el jazz, el folclor nacional, el tango, las rancheras, el swing, el pop y hasta el soul. Todos estos géneros han tenido un momento y un proyecto específico a lo largo de la carrera de Natalia Bedoya como “Un shot de blues” con Carlos Reyes, “Del Mississippi al Guatapurí”. Con su banda de jazz Martini Blues Band, “María Barilla” con Alé-Kumá,  “Electro Latin Jazz con el francés Pablo Killombo y finalmente su trabajo personal “El teatro de mi vida”, un álbum diseñado para ser grabado en distintos momentos de su vida hasta llegar al track No. 12.

natalia-bedoya-63

Otros links relacionados