CELIA CRUZ Y WILLIE COLON-The Winners (1987)-Tapa
The Winners, el tercer disco de Celia Cruz y Willie Colón.

Willie Colón y Celia Cruz entraban por tercera ocasión al estudio a hacer un disco juntos, todo estaba dado para que este disco fuera uno de los que más impulsara la carrera de los dos por sus increíbles combinaciones bien dispuestas para bailar intensamente, sin embargo, no fue bien recibido por los fanáticos de la salsa y los managers de los salseros empezaron a pensar como tratar de rescatar el éxito obtenido hasta ahora y llegar a nuevos mercados, así fue como llevaron a Celia Cruz a cantar al lado de los argentinos liderados por Vicentico.

La reina de la salsa a finales de los años 80 no había podido ingresar al mercado latino en su totalidad, ya que el género salsero aun era bastante desconocido y en algunas partes de la región lo consideraban un género de mundo bajo y malevo. Por esos días la gran Celia Cruz había hecho su tercer disco con Willie Colón llamado “The Winners” y estaba arreglando su ingreso al cono sur de latinoamérica, tras aceptar grabar una canción con los chicos de un grupo llamado “Los Fabulosos Cadillacs“. Los chicos ya estaban empezando a subir en los listados de popularidad y la unión de los dos talentos beneficiaría a los dos talentos, solo que ninguno de los dos se imaginaría que la canción sería tan recordada, puesta en radio tantas miles de veces más.

Se arregló todo para que en ese invierno de 1988, en la ciudad de Buenos Aires, los Cadillacs se encontraran con la gran cantante cubana y se hiciera la grabación que le ayudaría a impulsar su carrera musical. Con mucha ansiedad Celia llegó al estudio y escuchó las letras, se compenetró con el grupo y de inmediato se puso manos a la obra, aunque ya era tarde de la noche y que la reina había estado todo el día paseando por estudios de radio y televisión.

La razón, Masucci la convenció de que el grupo era lo suficientemente bueno para su carrera y el manager de los Cadillacs no podía desaprovechar una invitada de lujo para sus ahijados. Casualidad o buena suerte, llámenlo como quieran pero esta es una de las canciones más recordadas del siglo pasado en muchos lugares de latinoamérica.

Celia durante su visita comentó:

“Jerry (Masucci, director de Fania) sabía que yo tenía interés en entrar en este país y se puso de acuerdo con Bernardo Bergeret para que se editara el último disco que he grabado con Willy Colón, que se llama ‘The winners’. Y también arreglamos para que yo interviniera en el nuevo disco de Los Fabulosos para hacer de trampolín y que me conozcan a través de los muchachos. Yo no había escuchado nada de ellos, pero tanto Masucci como Bernardo me habían dicho que eran muy bueno y muy famosos”.

En ese mismo septiembre de 1988, los Cadillacs entraban nuevamente a estudios a grabar lo que sería su tercer LP. Ya habían demostrado su gran popularidad en masivos shows, además de las posibilidades de trascender las fronteras. Pero ahora debían dejar bien en claro que no conformaban una moda pasajera.

El gran golpe vino de la mano de una invitada de lujo, el lunes cinco de septiembre de 1988 Celia Cruz llegaba al Aeropuerto de Ezeiza, y pisaba el territorio argentino por primera vez. ¿La razón principal? Grabar con Los Fabulosos Cadillacs…

Celia Cruz y Vicentico en el estudio
Celia Cruz y Vicentico en el estudio

La visita estaba programada para agosto, pero le fue imposible por sus numerosas giras. Recién ese mes encontró un hueco de dos días entre una presentación en el Madison Square Garden y un viaje a Colombia.

La espectacular unión se dio merced a el contacto entre Abraxas Producciones y Fania Records, el principal sello discográfico de salsa del mundo. El interés de Celia y los suyos era, sobre todo, hacer conocer la salsa en esta parte del mundo. En una de las tantas entrevistas que marcaron su visita comentaba:

Su primer día en Buenos Aires fue agotador: comenzó por la mañana con una presentación televisiva en ATC (donde cantó ‘Flor de canela’ junto a Jaime Torres) y prosiguió durante toda la tarde haciendo notas de promoción.

Recién esa noche pudo arribar a los Estudios Panda para cumplir su objetivo principal: grabar con Los Fabulosos Cadillacs.

Lo primero que registraron fue una composición de Gaby que en principio se iba a llamar ‘Celia and Vicentico’. Finalmente, lo denominaron ‘Vasos Vacíos’, un ska tranquilo con evidentes aires latinos, que se convertiría en uno de los más grandes hits e himno en la historia ‘fabulosa’ recién en 1993 cuando formó parte del compilado homónimo:

“Escuché el primer tema tres veces –detallaba Celia- y enseguida pedí comenzar a grabar, con Vicentico al lado, diciéndome cuál era la idea que él tenía sobre lo que debería hacer. Hicimos cinco o seis tomas, y ellos estaban contentos con todo. Creo que hicimos algo muy bonito, especialmente si tenemos en cuenta que Los Fabulosos y Celia Cruz no tienen nada que ver. Es decir, yo no estoy haciendo mi género, pero traté de hacerlo lo mejor posible. Incluso comencé cantando como si fuera rockera, pero Masucci me dijo que hiciera mi estilo, y creo que tuvo razón y lo que grabamos quedó mejor así. Vamos a ver qué opina el público…”

Naco no pudo contener su admiración por la ‘Reina de la Salsa’ y le pidió que le autografiara su sombrero. Y más: al terminar la grabación del tema le dijo que le encantaría que hiciera algunos coros para otra canción aun sin título. Esta vez Celia otorgaría unas inspiraciones acompañando un solo de saxo del solicitante. El resultado final llevó más tarde el nombre de ‘Más solo que la noche anterior’, composición de Flavio con “una onda mucho más electrónica y moderna, tipo Steel Pulce”, definía Luciano.

El benjamín de los Fabulosos agregaba, además, detalles de aquella impensada unión:

“Fue lo más profesional que jamás haya visto: en menos de una hora y media metió dos temas ¡y no habíamos ensayado antes ni nada! Ella fue al estudio, escuchó los temas, le dimos las letras y enseguida se puso frente al micrófono para cantar. Encima inventó unos arreglos que no se podían creer. ¡Y tiene una voz impresionante! Da gusto que venga gente de afuera tan grossa y tan sencilla a la vez”.

La grabación terminó a las tres y media de la madrugada. Después de un merecido descanso, la Reina de la Salsa continuó haciendo entrevistas. Su última presentación fue a la medianoche en el programa Noti-dormi de Raúl Portal, junto a Los Fabulosos Cadillacs. Allí interpretaron un tema en vivo, para posteriormente pisar nuevamente el Aeropuerto, pero esta vez para despedirse de Argentina.

La canción solo la pudieron cantar pocas veces juntos y una de esas fue en 1994, cuando los artistas se presentaron en el Estadio de Obras a finales de 1994.

Opiniones / Comentarios

Otros links relacionados