Led Zeppellin cumple 40 años

Una de las bandas insignia del hard rock, Led Zeppellin, aunque tomó caminos separados a medida que pasaron los año se convirtió en la banda más recordada por su fans en el mundo y por eso hoy se  habla cuarenta años desde el momento en que el grupo dio a conocer la canción ‘Stairway To Heaven’, la cual se creó en el año de 1971 y que se constituyó en el tema más importante.

Un  8 de noviembre es la fecha que quedó marcada para el mundo de la música, por la publicación de uno de los mejores discos jamás creados: Led Zeppelin IV cumple hoy 40 años.

El cielo os espera”

De la mano de la productora Atlantic, y con el genial Jimmy Page en la producción, Led Zeppelin se quiso resarcir de las malas críticas que recibió (incomprensiblemente) Led Zeppelin III, su tercer álbum de estudio que contenía canciones tan potentes como Inmigrant Song (¿demasiado para la época?) o Celebration Day. Así, un 8 de noviembre de 1971 llegó a las masas el gran Led Zeppelin IV.

Sin nombre en la portada, ni del grupo ni del disco, y con la imagen de una pared empapelada y un cuadro de un anciano acarreando en su espalda el peso de un fajo de ramas y apoyado en su bastón. Así nació este enigmático disco. Nadie sabía su nombre ni sabía muy bien como referirse a él. En la parte de atrás vinilo se podía ver como la pared estaba destrozada y mostraba una ciudad al fondo. En la parte de dentro, aparecían cuatro símbolos. En uno de ellos se podía leer la palabra ‘Zoso’. La gente comenzó a llamarle así al disco, pero, ¿qué eran esos símbolos? ¿Pura promoción? Puede ser, hasta tuvieron su hueco en Sunset Boulevard, en Los Angeles. Sin embargo, se les relacionaba con el ocultismo, sobre todo a Page. A día de hoy, todavía un enigma.

¡Había llegado el momento! (Vallas donde vayas)

Pronto se descubrió el pastel que ocultaba esta curiosa vaya. Page, Plant, Jones y Bonham (del cual se cumplió 30 años de su fallecimiento el año pasado) estaban detrás de todo esto. ¡Y menudo disco se sacaron de la manga! Con solo escuchar la primera canción se tambalearon todos lo moldes musicales de lo conocido hasta ese momento, como hicieron en su día con Led Zeppelin I. Black Dog, primer corte del álbum, significó el regreso de unos LedZep cabreados y con ganas de darle a los críticos un directo en la mandíbula, al igual que hizo el mítico Joe Frazier (tristemente fallecido ayer) al gran Ali en el combate que les enfrentó por primera vez aquel mismo año. Page y Plant destapan lo mejor de cada uno, como si de un combate se tratase (siguiendo con el símil pugilístico), en un duelo entre voz y guitarra en el que el ganador es el oyente. Una delicia.

En Rock and Roll es Bonham el que toma el mando desde el primer minuto. Un tema con aún más fuerza que el anterior que solo puede mejorar el panorama. Me imagino a uno de eso críticos de la época cogiendo el plástico, colocándolo con la aguja, escuchándolo y empezándose a fustigar por haber dudado de ellos por un momento. Eran imparables, comenzaba un vendaval. Una tormenta perfecta que se tomaba un descanso con el tercer tema. Pero tan solo fue en intensidad, ya que la calidad se podría tocar en la épica The Battle Of Evermore, una canción en la que las cuerdas vocales de todo el grupo daban lo mejor de sí.

Sin embargo, todavía (si, todavía) tenían un as bajo la manga. La guitarra de Page en el tercer corte se apagaba para dar paso a uno de los punteos más conocidos de todos los tiempos: llegaban las escaleras al cielo. Stairway to Heaven es una de las canciones más bonitas del mundo. Ocho minutos en los que uno puede descubrir a un grupo maravilloso, puede acabar de enamorase de cuatro tíos que sabían lo que se hacían. Puede, en definitiva, tocar el cielo. El in crescendo que se vive es inmenso, empezando con una guitarra, una flauta y la voz de Plant, a la que se añade Jones y Bonham para rematar con un sonido pocas veces repetido. Y qué decir del solo de Page, elegido por las revistas Guitar World y Rolling Stone como el mejor solo de la historia.

Misty Mountain Hop, canción que recoge el espíritu hippie de la banda, y Four Sticks, canción en la que Bonzo decidió utilizar cuatro baquetas en vez de dos para su grabación, continuaban la senda escrita por los cuatro temas anteriores. Temas de muchos quilates para uno de los disco más vendidos de la historia. De nuevo, el crítico, sentado, diciendo: “Seguro que después de estos ocho minutos, tendrán un bajón”. Error, Led Zeppelin seguían a lo suyo, querían seguir en la cumbre y no defraudaron a nadie.

Para cerrar el álbum, loz Zeppelin eligieron Going to California y When the Levee Breaks. El séptimo tema lo compusieron en honor a la cantautora canadiense Joni Mitchell y en él está más vivo que nunca el folk por el que suspiraban tanto Robert como Jimmy y una gran John Paul Jones tocando la mandolina. La última canción encierra un origen que muy pocos conocen: la gente tiende a pensar que esta canción es una creación del grupo inglés, sin embargo, se trata de una canción blues que compuso Kansas Joe McCoy y Memphis Minnie en 1929 como reacción a la Gran Inundación del Mississipi de 1927. Aunque bien es cierto que los arreglos son obra de Led Zeppelin, que hicieron un trabajo verdaderamente loable, si bien se trate quizás de la peor de las canciones del disco.

Si lo pensamos detenidamente, 40 años es mucho tiempo, sobre todo en el mundo de la música. Y sin embargo, en todo este tiempo, este disco sigue creando expectativas, haciendo que los sueños de unos pocos se cumplan, aliviando los sentimientos de la gente, contentando a críticos y fans, sirviendo como referencia indiscutible. Hablamos del mejor disco de los años 70 (con permiso de The Wall). Hablamos de uno de los mejores discos de toda la historia, que ha vendido más de 22 millones de copias en todo el mundo. Y es que Led Zeppelin podrían empezar a considerarse como música clásica. Ahora solo nos queda esperar que vuelvan, como hicieron en el 02 en 2007. Page, Jones, Plant, agarrad al hijo de Bonham y ofrecernos lo que mejor sabéis hacer (aunque lo vemos difícil). Solo queda daros las gracias por este magnífico álbum.

Fuente: Tanaka Music

 

 

Opiniones / Comentarios

Otros links relacionados