MGMTMGMT“No estamos tratando de hacer música que todo el mundo entienda la primera vez que la escucha”, avisa el dúo formado por Andrew VanWyngarden y Ben Goldwasser. Se espera que el álbum salga en junio. David Browne

Durante la mayor parte del año pasado, MGMT han estado escondidos en una cabaña de madera a las afueras Buffalo, Nueva York. Una especie de estudio de grabación: cada rincón lleno de teclados, cajas de ritmos y guitarras. Durante horas y horas, el dúo formado por Andrew VanWyngarden y Ben Goldwasser programaban loops con sintetizadores, y luego corrían a la habitación de al lado para activar otra secuencia, hasta que toda la casa vibraba con la música espacial y rítmica. “Nos involucrábamos mucho en lo que estábamos haciendo”, dice Goldwasser, “y cuando nos dábamos cuenta, llevamos cinco horas improvisando”.

Hace tres años, MGMT despistó a sus fans con su segundo álbum, Congratulations, que dejó de lado cualquier repetición de su primer éxito Kids (Oracular Spectacular, 2008), para hacer extrañas incursiones psicodélicas. “La gente pensaba que tomamos demasiados rogas, que no era el caso en absoluto”, insiste Goldwasser, tomando asiento en un sofá del estudio. “Nos volvimos menos ingenuos después de Congratulations”, añade VanWyngarden.

 MGMT: “Somos gilipollas, hemos engañado a todos”.

Pero en vez de dejarlo, MGMT se han vuelto aún más raros en su tercer álbum, que se espera para junio. En lugar de utilizar su banda en vivo, como hicieron con el segundo, el dúo ha grabado a solas, moldeando las mejores extractos de sus improvisaciones y construyendo canciones que recuerdan a los discos de house o de Aphex Twin, que han estado escuchando últimamente. “No estamos tratando de hacer música que todo el mundo entienda la primera vez que la escucha”, dice Goldwasser.

Algunos destacados torbellinos electro son Mystery disease y Alien days, que como VanWyngarden explica trata “sobre esa sensación cuando un extraño parásito está en su cabeza, y tiene el control”. También han grabado una versión de Instrospection, un mega oscuro tema de rock garajero de los sesenta, de una banda de culto procedente de Long Island, llamada Faine Jade. “El proceso de grabación fue muy extraño”, dice el co-productor Dave Fridmann. “Así que hicimos una versión sólo para decir: ‘Vamos a volver al planeta Tierra por un segundo”.

A pesar de que la prensa británica ha afirmado lo contrario, el dúo asegura que su discográfica (Colombia) no les ha presionado para hacer un disco más accesible esta vez. “Ellos no tienen ninguna intención de que nos convirtamos en una banda de top 40”, dice VanWyngarden. “Eso es bastante alivio”.

Fuente: rollingstone.es

Opiniones / Comentarios

Otros links relacionados