Accept: Blood Of The Nations

127 0

Luego de un prolongado receso la banda alemana regresó al frente de batalla con Blood Of The Nations, un álbum cargado con la pólvora del más clásico Heavy Metal y una incombustible creatividad, que conservando la identidad de la agrupación, logra sonar fresco. poderio

Blood Of The Nations, es sin duda el más poderoso retorno de Accept. Tendrían que pasar 14 años (desde Predator de 1996) para ver materializado este renacimiento de la mano de su nuevo vocalista Mark Tornillo y del productor Andy Sneap, los nuevos estrategas en esta contienda. Y es que tras editar discos que pasaron sin mayor atención a comienzos de los noventa, y sumándole a esto la negativa de su cantante original Udo Dirkschneider, de regresar a las filas y grabar nuevo material, no eran muchas las apuestas a favor. Por suerte, Accept, encontró en Tornillo el vocalista ideal, quien con un estilo particular logró acoplarse al sonido de la banda sin llegar a copiar a Udo, abriendo el abanico de posibilidades, y por el contrario a los rotundos fracasos de los reemplazos en bandas legendarias como Iron Maiden y Judas Priest, saliendo adelante con la bandera bien en alto y de esta manera continuar con el legado de los alemanes.

Wolf lo resume así de simple:: “Algo sorprendente ha sucedido. Parece que hemos pasado de un mundo a otro… Estas nuevas canciones simplemente reventaron de un baúl que había permanecido cerrado por mucho tiempo. No estamos seguros dónde nos llevará Blood of the Nations y toda esta nueva emoción y entusiasmo; sólo sabemos una cosa: Nunca habíamos tenido algo tan bueno!”.

Y esta declaración no sorprende, ya que el álbum alcanzó las posiciones más altas en los listados más importantes del mundo y el video para su primer sencillo “Teutonic Terror” logró el número 1 en el listado mundial de videos de myspace, en las categorías “Todos los Géneros” y “Hard Rock / Metal” a sólo unos días de su salida. Además la banda ha sido invitada a varios de los festivales más importantes, entre ellos, Rock Hard y Sonisphere, y fue la encargada de abrirle a AC/DC en Hannover y Stuttgart (Alemania).

En conclusión el sonido de Blood Of The Nations, es macizo, atronador, pero sobretodo clásico. Sus riffs envenenados y los intrincados arreglos que junto a la voz agresiva y los himnos infecciosos traen de regreso la esencia de la mejor época de esta artillería teutona. Basta escuchar los primeros segundos del tema que abre el disco, Beat The Bastards, para darse cuenta de ello y rendirse ante su velocidad y ejecución.

Teutonic Terror es la bomba más poderosa y adictiva del CD. Aquí las guitarras de Hoffmann y Frank (quien no grababa con la banda desde el espectacular álbum Balls To The Wall) simplemente deleitan e impulsan cabezas a girar. La voz de Tornillo y los coros son logradísimos, al igual que el trabajo rítmico de Baltes y Schwarzmann son impresionantes.

En The Abyss, Mark deja ver que su garganta trabaja en todas las tonalidades, incluso en voces limpias, mientras que las texturadas guitarras nos llevan acompasados a corear el tema que tiene un corto bajón para retomar la energía y permitirnos escuchar unos grandes solos. Blood Of The Nations, la canción que da titulo al álbum no baja la guardia y con un ritmo seguro se convierte en uno de los himnos del disco, mientras que Shades Of Death se muestra algo oscura y demasiado larga, incluida su intro de casi dos minutos. Para resaltar aquí los excelentes solos.

Locked And Loaded, al igual que Beat The Bastards, Rolling Thunder y No Shelter, basan su potencia en la velocidad, toneladas de metal rodando sin control. Kill The Pain, es una buena balada que asombra con sus pulcrísimos solos y la gran ejecución vocal de Tornillo. Por otro lado temas como Pandemic y Bucketful Of Hate, alcanzan el promedio mientras que New World Comin’ parece una canción de otro álbum pues es demasiado melódica y el bonus track Time Machine es un medio tiempo que sobresale por momentos, pero que no desentona con el conjunto de canciones de un álbum que puede ser uno de los mejores del año en cuanto a Heavy Metal se refiere.

Por: Miguel Ruget

WOLF HOFFMANN – Guitarra
PETER BALTES – Bajo
MARK TORNILLO – Voz
HERMAN FRANK – Guitarra
STEFAN SCHWARZMANN – Batería

Opiniones

opiniones y comentarios

Otros links relacionados

Scards On Broadway

Por - 30/07/2008 0
Scards On Broadway, el proyecto del guitarrista Daron Malakian y el baterista John Dolmayan de System Of A Down, ha…