Iron Maiden en vivo en Bogotá

75 0

por admin • Febrero 29, 2008

EN ESPERA DE ED
Luego de meses de espera, de busqueda incansable de información acerca del tour mundial de la “Doncella de Hierro”, de brindar la mejor información, sobretodo la concerniente al Somewhere Back In Time World Tour 2008, el momento final se acercaba.

Como buen fan de la banda que se respete, decidí ir al Aeropuerto a brindarles una cálida bienvenida (junto a unos 200 fans más que coreaban sin cesar: Maiden, Maiden…) cuando llegué el avión “Ed Force One” acababa de aterrizar, subí rápidamente al segundo piso del muelle internacional para sólo ver la gran cola del Boeing 757, donde majestuosamente sobresalía la figura de Eddie.

Me dirigí hacia la salida de vuelos internacionales y la multitud de fans aún seguia coreandolos. Allí me encontré con Juan Arbeláez de Evenpro, quien me confirmó que no saldrían por allí. asi que me alejé hacia el parqueadero y arranqué en veloz carrera hacia el hotel donde llegaría la banda.

Una vez allí, tras una espera de una hora, aparecieron tres vans blancas, fuertemente custodiadas por policias en moto, no lo podia creer había visto pasar a Nicko en una de ellas. Una hora más de espera y finalmente nos comunican que Nicko hablará cortamente con la prensa. Nos acomodan frente a una puerta lateral del lobby y lo vemos junto a su manager Rob Smallwood. El tipo todo un “Gentleman” atiende las preguntas con la mejor disposición, pero eso ya lo publiqué.

Me dirigí a mi casa a descansar para el gran día, con un poco de inquietud, pues no me estaba sintiendo bien, para mi sorpresa en la noche la garganta me dolia mucho y al parecer, se me desarrolló una gripa “tenaz”.

BUSCANDO UNA FIRMA
Amanecí muy mal, pero no estaba dispuesto a faltar a tan magno evento. hacía las 11 de la mañana decidí pasarme por el hotel a ver si lograba firmar unas fotos de la banda que tengo hace años , y de paso, hablar con los documetalistas de la gira.

Para mi sorpresa La hija de Steve, Lauren Harris, atendía varios medios y lógicamente aproveche e hice las fotos de rigor. En ese momento logré también hablar cortamente con Johnny B, (uno de los documentalistas) quien a pesar de estar ocupado se tomó tiempo para atenderme y hasta para tomarnos una foto.

Confieso que salí un poco frustrado, pues ninguno de los integrantes de la banda se apareció esa mañana, es de entender que estaban descansando.
Me dirijí a almorzar, ver los noticieros locales y sus notas sobre el evento, mientras mi estado de salúd empeoraba, por un momento pensé en no ir, pero no, no estaba dispuesto a faltar a esta cita. Arrancó pues, para el Simón Bolivar, donde la gente de prensa de Evenpro me instaló mi respectiva manilla de acreditado, El ingreso fue fácil y rápido, cuando llegue al la plaza de eventos hacia las 4:30 P.M. estabá casi llena. La emoción me invadió, salude a casi todos mis colegas y les pregunte que si estaban preparados para Maiden? A lo que respondieron que sí.

EL CONCIERTO DE LA BESTIA: UNA REALIDAD
La tarde estaba muy gris y amenazaba con llover, mis colegas me recordaron mi deplorable estado de salúd, y yo muy preocupado porque sabía que si me mojaba sería peor, ubique un posible refugio, la lluvia no tardó y aprovechando mi condición (Enfermo) me dirigí a una carpa de atención médica donde me permitieron escampar del gran aguacero y la granizadilla que se soltó inmisericorde sobre los fans.

En ese momento (y creo que junto a 40.000 asistentes mas) le rogaba a Dios porque dejara de llover. Las plegarias de tantos fans de la banda fueron escuchadas y la lluvía cesó. Doy las gracias y me despido del médico y sus auxiliares, quienes a próposito, realizaron una gran labor atendiendo a varios hiperventilados, que no aguantaron más la presión contra las muros de contención.

Vuelvo al sitio donde estaban mis colegas, saludo a uno que otro amigo y no esperé mucho para ver a la banda local, Introspección, quienes diéron su mejor esfuerzo para salir bien librados frente a esa exigente masa de público. Su tiempo muy corto y sólo dos o tres canciones fueron suficientes para apreciar que la banda tiene calidad.

Los minutos pasan y deseo que la doncella empiece ya, preparan la tarima, la secan minusiosamente, y Lauren aparece sobre el escenario saludando con un gran grito: “buenas noches Bogotá” La chica se paró bien, y mostró mucha energía, la banda sonó bien y el público respetuoso la escucho, y hasta se gozó el show, a sabiendas que su estilo no encajaba en el gusto de la mayoría de ellos.

Finalmente en las columnas de sonido se escucha la canción “Doctor Doctor” de UFO, y siento que mi corazón se va a salir, ya que sé, que esta es la antesala a la salida de Iron Maiden, continua luego un corto extracto de “Transylvania” ese gran tema instrumental, mientras algunas imágenes de la gira se proyectaban en las pantallas, por unos momentos llegué a pensar que eran las de su llegada a nuestro pais.

Sir Winston Churchill, hablá y ya la histeria es colectiva, por fin la banda saldría a escena. La música arrancó y todo mundo coreaba a todo pulmón “Aces High” la gente gritaba se abrasaba, saltaba, cantaba y exclamaban …no lo puedo creer!

La canción terminó y escuchamos ese “Scream For me Colombia”, (que si que se tardó), para dar paso a “Two Minutes to Midnight” el sonido en estas canciones fue deficiente, cosa que no entiendo. Pero aún así canté y canté, estaba muy cerca de ellos y casi podía tocarlos, es verdad me costaba trabajo creer que estaba allí. No aguanto más las presión y tras lograr unas cuantas buenas fotos me dirigí hacia un costado de la tarima, desde allí, aun veía muy cerca, y observe a Dickinson con su gorrito, y la pinta que ha usado en sus últimos shows. Por fin él se dirige al público y saluda con algo de español “Crazy Colombia, qué dice Bogotá, welcome to the fucking hell (Bienvenidos al puto infierno)” La gente grita Maiden, Maiden, Dickinson vuelve a hablar “All right. Esta es la puta bandera de Iron Maiden más grande que jamas haya visto”, pide que se la acerquen y dice “Voy a ver si la podemos extender acá arriba para taparle la fea cara a Nicko” y explota en risa, “esto es historico” continua “ Uds. están haciendo historia esta noche” . El público empezó a cantar el Happy birthday a Adrían, quien cumplió el dia anterior (27 de febrero) y Bruce dice: “que es lo que dicen, a ya, quieren cantarle el Happy birthday a Adrían” y junto a todos los asistentes también lo canta mientras Adrían lo agradeció con una venia.

Revelations, arrancó con un mejor sonido, y ya, “todo es real” Iron sonando como debía ser en recompensa a 20 años de espera. Debido a que la canción es muy extensa, la gente se calma, pero al escuchar los primeros acordes de The Trooper, parece que la gran masa adquiere vida propia y revive en movimientos, saltos y gritos, para ver a Dickinson con su casaca de soldado inglés del siglo pasado, ondeando la bandera de inglaterra y cantando y saltando por doquier. De repente luego de un corto parloteo, Bruce anuncia Wasted Years, y mi emoción es total, ya que esa es una de mis canciones preferidas de Maiden, solo salté y a pesar del dolor de garganta, la canté con todo lo que pudé, esta música ejerció en mí cierto poder terapéutico y milagrosamente mi malestar desapareció. Ya pasaban 33 minutos y 40 segundos de concierto y arrancó The Number Of The Beast, me deleito con los solos de Adrian y Murray y ese bajo atronador de Harris que sonó igual al de las grabaciones de la banda.

Las primeras notas de Can I Play With Madness, anucian que es el siguiente tema y aprovecho para tomar aire. La canción finaliza y nuevamente Bruce se dirigió al público “Uds. han cantado realmente bien esta noche, Colombia” continuó comparando al Condor con el Albatroz y se refirió a una canción inspirada en el poema de Samuel Taylor Coleridge, “The Rime Of The Ancient Mariner”, la cual anunció igualito a como lo hizó en el álbum Live After Death.

En ese momento llegó mi amigo Lucho y nos comentó que afuera se armó el disturbio, y casi no puede entrar. Esos falsos fans del Heavy Metal, que quieren entrar a la brava a todos los espectáculos si que son una piedra en el zapato que hay que erradicar. Que mala noticia pero aún más mala el percatarme que en el concierto también habían amigos de lo ajeno y que me habían sacado la cámara fotográfica. Se me bajó todo, no por el valor, sino por las fotos que había tomado para ilustrar esta crónica.

Me sentia muy mal, debido a esto y casi no me gozé la canción, pero no podía dejar que este incidente me amargara la noche, así que a hacer de tripas corazón y continuar disfrutando del show con Powerslave. La canción finaliza y es el momento para dar paso a los fans sobre la tarima a cantar junto a Harris Heaven Can Wait.

La intro de Run To The Hills, me devuelve la alegría, si señores que canción!!!, no paré de gozármela , la brinque y nuevamente la coreé con todo, me extasíe con los solos y finalicé coreando con todo el mundo: Maiden, Maiden, para continuar con ooooohhhooh, oooohhhohhho, ohhoooh, Fear Of The Dark, Fear Of The Dark, sin duda una de las canciones más esperadas de la noche, y una de las favoritas de los fans colombianos, aunque poco tiene que ver con el concepto de la gira.

Nuevamente “Scream for me Bogotá”… y al inicio del tema Iron Maiden, me emocionó al saber que en algún momento saldría el gigantesco Eddie. Cuando pasó casi no lo puedo creer, veo a Janick Gers, frotándo su guitarra contra el monstruoso muñeco, que luego se mueve a través del escenario apuntándonos con su gran arma, mide como tres metros y es una replica exacta del Cyborg utilizado en la portada y gira de Somewhere In Time. Que Buena manera de finalizar su actuación, pues con esta canción Bruce se despide y sale de tarima junto a la banda a la hora y 28 del show, para luego regresar tras coros de maiden, clap, clap, clap maiden, clap, clap, clap.Maiden y el famoso oeeeh oooeeeh ooeeeeoooeee Maideeeeen, Maideeeen que los llamaban a salir nuevamente.

El front-man irónicamente se dirige al público; “UDs. ¿Aún están ahí?” luego agregó “voy a presentar a la banda, yo soy Bruce y se rió. Esta es una noche muy especial para nosotros, agradecemos que estén ahí esperándonos, especialmente después de haber aguantado la lluvia,” al parecer se enteró de los disturbios a la entrada Y explicó a los asistentes que “El show agotó la boletería y 40.000 personas asistieron hoy, les prometó que regresaremos y realizaremos un show en un sitio más grande” finalmente presentó la banda y se acercó a Dave Murray, quien ejecutó las notas iniciales de Moonchild en su guitarra acústica, mientras Dickinson entonaba los primeros versos.

Esta canción personalmente la descartaría del set-list (Con el perdón de quienes les gusta) e incluiría Running Free, que para mí, es la mejor canción en vivo de la banda. Las notas de bajo que abren The Clairvoyant, me erizaron la piel, ese Harris si que sabe tocar!!! Finalmente, ahora si, otro de esos grandes temas Hallowed Be Thy Name, Dios santo! Nicko suena igualito a las tomas en vivo, que batería!,

Comenzamos a cantar “I´m waiting in my cold cell when the bells begins to chine…The sands of time for me are running lowwwww”… y qué desenfreno, esa tripleta de guitarras nuevamente me erizaron la piel, mientras Bruce se suelta en rápida vocalización. Este tipo si es un gran frontman y la banda en general a pesar de su edad, no se amilanó de cara a la altura de Bogotá y demostró porque son uno de los íconos del Rock pesado. Finalizamos coreando Hallowed Be Thy Name, junto a Montoya, y sin palabras vimos como llegaba así a su fin el show entre salvajes rifeos de guitarra y la despedida de Bruce Dickinson prometiéndo regresar.

De vuelta a la realidad, la garganta me dolía, me sentía con fiebre, pero no importó, y como la mayoría de los asistentes trás 25 años de espera el concierto se cumplió. Iron Maiden tocó en Bogotá y todos nosotros regresamos a casa con la satisfación de haber visto a “la bestia” en nuestra ciudad.

Opiniones / Comentarios

Otros links relacionados