Soulfly, esclavizados y salvajes

Max Cavalera retorna con más potencia que nunca en su nueva producción, tratando de liberar mucha de la furia y oscuridad contenida durante años. La esencia más pesada de la leyenda brasilera está de regreso.

“Enslaved” es el título del octavo álbum en estudio de Soulfly producido por 
Chris “Zeuss” Harris (Hatebreed, Shadows Fall, Chimaira, entre otros) y Max Cavalera, lanzado oficialmente el 13 de marzo de 2012 bajo el sello discográfico Roadrunner Records.

El disco nos da la bienvenida con un par de canciones muy convincentes, la primera de ellas es el intro “Resistance”, que abre paso a la despiadada “World Scum”, en donde el ex Borknagar, David Kinkade, hace gala de toda su pericia y precisión en la batería sumada a la potencia vocal de Travis Ryan (Cattle Decapitation).

La contundencia del disco exhibe su faceta más expedita en piezas como “Gladiator”, la agresiva “Treachery” y una “Plata e Plomo” que seguramente se convertirá en uno de los temas más valorados de esta producción al contar con la participación en bajo y voces de Tony Campos (Static X, Asesino), quien le da un toque muy personal a esta composición.

“Es el álbum más pesado de la carrera de Soulfly. Estoy muy feliz con este disco y con los invitados que participan en él como el cantante Travis Ryan que aporta su voz en el primer corte ‘World Scum’, el líder de Devil Driver, Dez Fafara, se sumó en el tema ‘Redemption of Man By God’; también hay una canción en la que participan mis hijos. Incluimos un violín en una de las canciones y es la primera vez que lo hago con Soulfly”, expresó Cavalera en Much Music LA.

Precisamente la ya mencionada “Redemption of Man By God” nos exhibe una acometida sonora muy bien lograda (gran acople por parte de Dez Fafara en el coro), mientras temas como “Intervention” y “American Steel”, hacen una efectiva remembranza del punzante sonido thrash que hizo famoso a Sepultura durante sus primeros años.

Un punto a resaltar dentro de este nuevo trabajo de Soulfly es el video de su sencillo oficial “World Scum”, dirigido por Thomas Mignone (Slipknot, Mudvayne, Megadeth entre muchos otros), quien sumó fuerzas con el realizador Peter Leininger y Christopher Neil en la post- producción para representar de una manera alegórica una lucha entre bien y el mal, donde se exponen imágenes explícitas de trepanaciones, fábricas del veneno usado en los campos de concentración nazi conocido como Zyklon B y mutilaciones de miembros en batalla semejando un sombrío retrato apocalíptico.

Indudablemente nos hallamos ante una nueva puesta a punto dentro de la carrera de Max Cavalera, un lavado de cara más que contundente de uno de sus proyectos más cuestionados por los fanáticos de vieja data de su labor con Sepultura. Bienvenida sea toda la furia y pesadez albergada dentro del poder creativo del genio brasilero.

Por: Hugo Alejandro Bernal, original publicado en la Revista Disidencia no. 42

Opiniones / Comentarios

Otros links relacionados