Therion: Sitra Ahra

65 0

Son muy pocas las oportunidades que tiene nuestro país de disfrutar en vivo un lanzamiento discográfico de primer nivel como lo vivimos el mes pasado al escuchar a Therion presentando su nuevo álbum Sitra Ahra. Una actuación cargada de teatralidad, sinfonías místicas, y buen metal.

Sitra Ahra es el cuarto álbum de una seríe de trabajos relacionados entre si, y con él que completa su tetralogía. Según su líder, Christofer Johnsson, esta comenzó luego de que un proyecto que tenía pensado realizar junto al ex-guitarrista de la banda, Kristian Niemann, no se llevó a cabo, y éste le sugirió a Johnsson, usar para Therion, un par de canciones que habían escrito para su fallido proyecto. Las canciones fueron incluidas en Secret Of The Runes, pero en la cabeza de Christofer quedó sonando la idea de realizar un álbum conceptual.

En el 2003, Therion, inicio el proceso de grabación del denominado “álbum X” , para el cual la creatividad se desbordó y produjo como resultado final material suficiente para tres álbumes, de manera que la banda decidió lanzar 2 álbumes conjuntamente que fueron Sirius B (Album-X) y Lemuria (Album-Y) mientras que el tercero denominado “álbum Z” fue guardado para lanzarse después. Según explicó Christofer, “En el 2005 tuve la idea de un álbum totalmente diferente, debido a algunas canciones que había escrito, así que se tomó la decisión de poner el álbum Z un poco más en espera y se grabó en su lugar Gothic Kabbalah en el 2006. Sin embargo tomé 2 canciones del álbum Z ( “Der Mitternachtslöwe”  y “Adulruna Rediviva”). Por lo cual éste álbum (Gothic Kabbalah) tiene relación con la trilogía, de manera que podría haber una tetralogía.” Complementó el músico.

El 2009 finalmente sería el año para iniciar a grabar el álbum Z, ya titulado: Sitra Ahra. El álbum cuenta con nuevas canciones que se compusieron aprovechando el espacio dejado por las 2 incluidas en Gothic Kabbalah, pero según enfatizó Johnsson “La mayoría de canciones son del mismo grupo compuesto para Sirius B y Lemuria, lo que significa que fueron compuestas entre 2000 y 2004. De ninguna manera fueron consideradas como las sobras, lo que hicimos fue dividir las canciones en tres álbumes. Esto realmente ha creado un enfoque único para estas canciones a las que he evolucionado mucho (musicalmente) desde que fueron escritas. Pienso en ellas en términos de un vino añejo, que llega a ser mejor y mejor con lo años.”

Y es que después de la desarticulación de la banda, que hizo pensar en un final de Therion, sorprendía que en pleno proceso de adaptación con una nueva alineación se anunciará el lanzamiento de este nuevo álbum. Sitra Ahra, que no niega su común nacimiento con Lemuria y Sirius B, pero que realmente evolucionó respecto a sus predecesores. La canción homónima que además es la encargada de abrir el Cd es realmente cautivadora con unos riffs rítmicos sabiamente complementados con pasajes líricos, solos de guitarra y vocalizaciones celestiales. Un impacto inmediato al escucharla en vivo a sólo unos días de lanzado su álbum.

Kings Of Edon, nos permite disfrutar de las claras y flexibles voces de Lori Lewis y Thomas Vikström, acompañados de un espectacular coro, sobre un marcado protagonismo guitarrero que fluctúa, a través de los ocho minutos que dura el tema, dotándolo así de una dinámica muy interesante. Unguentum Sabbati, se sustenta también en la guitarra con una excelente trabajo en conjunto de sus vocalistas y la grandilocuencia de la sinfónica. Land Of Canaan, es hipnóticamente atrapante, a pesar de sus más de 10 minutos nos lleva a través de un viaje de influencias musicales terrenas y celestiales, con arreglos sinfónicos que utilizan instrumentos tan diversos como las armónicas, las flautas traversas, y hasta los teclados de iglesia.

Hellequin, es otro de los temas seleccionados por la banda para sus actuaciones en vivo. Nuevamente sustentado en las guitarras galopantes, la alternación de vocalistas, (incluyendo a Snowy Shaw quien regresó a Therion), y por supuesto los coros. 2010, sobraría decirlo, suena apocalíptico y a su vez hermoso, aquí se siente el gran trabajo de su bajista Nalley Pahlsson, quien con sus lineas soporta esta gran canción. Cú Chulainn, es agresiva en su inicio con vocalizaciones muy Death acompañadas de los tradicionales coros. Kali Yuga III, tiene una guitarra muy fuerte y rápida que cambia de tiempo y se suaviza para dejar fluir la voz principal y que luego vuelve y se acopla con un esquizofrénico órgano. The Shells Are Open, es suave y clásica, poco se aparta de lo ofrecido por Therion en trabajos anteriores, mientras que, Din es agresiva a tope, con una voz masculina gutural y una velocidad fantástica que desboca la batería y el bajo para seguirle el ritmo a las guitarras. Al cierre del disco esta Children Of The Stone/After the Inquisition, un tema muy dulce y plagado de arreglos sentidos, y hasta progresivos, que se acoplan perfectamente al coro infantil que lleva el protagonismo.

Si bien, Therion, tiene muy claro su concepto musical, y cada vez le resulta más difícil re-inventarse, en Sitra Ahra, logra plasmar novedad y sobretodo vivificar la valía de Christofer Johnsson como un gran compositor y visionario de la música clásica y sinfónica, hibridada con maestría y distinción con el rock pesado.

Por : Miguel Ruget

Opiniones

opiniones y comentarios

Otros links relacionados