Staind está en procura de mantenerse como banda

Hemos sabido por los propios miembros del grupo y a través de un documental que relataba los entresijos, que la grabación del último disco de Staind no ha sido un camino de rosas, que diría el tópico.

Discusiones, la salida del batería Jon Wysocki o el álbum en solitario del frontman Aaron Lewis fueron obstáculos de mayor o menor tamaño que tuvieron su influencia en la creación de “Staind”.

No cumplimos con el plazo fijado (por la discográfica) y teníamos que darles algo en ese momento y no sabíamos qué sería,” se sincera con Loudwire el guitarrista Mike Mushok. “Era un disco terminado pero no debería haberlo estado. De cualquier manera, lo aceptaron. Eso es algo que no pasa muy a menudo. Simplemente te muestra lo que podíamos tocar. Me llevó un tiempo darme cuenta de que estaba feliz con (el resultado). Estando en el estudio esos últimos días, no quería escucharlo y quería terminar. Necesitaba espacio ya que no tenía perspectiva.

La salida de Wysocki no fue el único inconveniente, como decíamos. “Recuerda, Aaron sacó un disco en solitario mientras estábamos haciendo esto y era a quien le quedaba la mayor parte por hacer del álbum así que eso fue una faena. La fecha de entrega estaba ahí amenazando, poniéndonos en una situación de incumplimiento de contrato, provocando más estrés. Empieza a afectar a otras partes de tu vida. Estaba todo más allá de mi control así que la cosa era complicada.

El resultado final, sin embargo, ha dejado satisfecho al guitarrista. Se trata del último disco para Atlantic Records por lo que ahora se les abre un nuevo horizonte. “Veremos qué pasa. Con la industria musical, ¿quien sabe? No veo a las compañías discográficas durando mucho más.

En todo caso las aficiones de Mushok le han servido para desestresarse. “Tiré abajo la terraza y puse un patio e hice todo el trabajo de electricidad. Instalé todo, puse fuentes y cableé todas las bombas (de agua).

Opiniones / Comentarios

Otros links relacionados