Carlos vives regresó en concierto y presento el tour del éxito en Bogota

El samario puso a vibrar ayer a sus seguidores, que cantaron las letras de su nuevo álbum.
Con el concierto que dio este jueves en el parque Simón Bolívar de Bogotá, el samario confirmó que su regreso a las listas de popularidad y de ventas no podía estar completo sin un espectáculo en vivo lo suficientemente fuerte como para seguir rompiendo paradigmas.

La puesta en escena fue cuidadosamente preparada para cada canción: en imágenes que complementaban el sentido de las letras, de una manera jocosa.

Vives presentó su concierto en una tarima con luces, pantallas e imágenes que podrían ser la envidia de cualquier grupo de rock o de pop del mundo.

Y si se mira desde el ángulo vallenato, de los clásicos convertidos a la modernidad, de nuevo puso un punto muy alto sobre los espectáculos que los demás artistas del género podrían llegar a hacer si se lo proponen.

El público tuvo que darle la razón cuando Vives anunciaba que llegaba a Bogotá con un grupo musical al que se le notaban los años de evolución y de trabajo en equipo.

El concierto comenzó a las 8 de la noche en punto con La gota fría, el primer ‘Clásico de la Provincia’ que le dio a Vives fama internacional, en 1993. Luego, siguió una potente versión de La cañaguatera.

Después, el cantante interpretó tranquilamente, es decir, confiado en su público, sus ‘nuevos clásicos’ del álbum que lanzó apenas a finales de septiembre.

Y aunque varios artistas esperan a que las canciones de un álbum suenen en radio antes de emprender con el Tour, Vives, en cambio, se dio el lujo de empezar una gira con una producción de altura, a pocas semanas de haber sacado el disco.
Y la gente respondió: cantaron todas las canciones, desde Sí, sí, sí hasta Confidencia, de autoría de Gustavo Gutiérrez.

Anoche, Vives bailó tal como la mayoría de los colombianos lo recuerdan.
Por su parte, el acordeón de Egidio Cuadrado, rey vallenato en 1995, tuvo el protagonismo en medio de un acompañamiento musical que resaltó la potencia de sus notas en canciones como El pollo vallenato o Mujer conforme, de autoría de Máximo Movil. Y, de cuando en cuando, el cantante agradecía a los autores de las canciones que han integrado su trabajo ‘Clásicos de La Provincia 2’.

La segunda parte del concierto volvió a las canciones de su repertorio anterior como Déjame entrar. Así, a lo largo de las horas, el cantante reafirmó ante el público su lugar de pionero en materia de folclor con traje contemporáneo.

Fuente: El tiempo

Opiniones / Comentarios

Otros links relacionados