Delicadas

Por primera vez en Colombia La compañía T de Teatre, de España, con más de 2.300 funciones y más de 830.000 espectadores, trae a Colombia Delicadas, una obra de Alfredo Sanzol, una historia en la que vivir es más importante que cómo vivir. Dos únicas presentación en el Teatro Jorge Eliécer Gaitán, el próximo 5 y 6 de septiembre a las 8.00 p.m.

El humor es una constante en las trayectorias de T de Teatre y Alfredo Sanzol, una manera de mirar la realidad que los ha unido para contar Delicadas, una historia de historias, en la que personajes frágiles y delicados tiene que arreglárselas para aprender a vivir olvidándose, muchas veces, de la fragilidad y la delicadeza. Construida con fragmentos, trozos, con elementos que en apariencia no tienen relación, pero que configuran un universo en el que un rosal que estaba muerto súbitamente resucita.

Una costurera pega a la pared un crucifijo con cemento para que no se lo quiten los milicianos. Un padre se quiere hacer amigo de su hija en Facebook. Unas hermanas despiden a su hermano que va a la guerra. Una pintora intenta con toda su alma vender un cuadro. Una mujer necesita la ayuda heroica de sus vecinos para matar un ratón. Dos comerciantes de ganado descubren que su asistenta los considerapeligrosamente intelectuales. Un percusionista de una banda militar ofrece un concierto deplatillos. Un soldado envía un amigo fotógrafo a casa de su novia para que la fotografíedesnuda. Una abuela narra a su nieto el cuento de Santa Casilda, que convirtió las rosas en panes.

“Delicadas habla de ese tiempo que nunca podré conocer y que he querido inventarme. Desde luego estos personajes no son ni mi abuela ni sus hermanas. Y los hombres que están con ellas no son sus hermanos ni sus maridos. Cuando eres pequeño, la imaginación completa a toda velocidad lo que no sabes, y creo que Delicadas es una ensoñación que necesitaba fabricar, una deuda pendiente que tenía para poder hablar con ellas, para que me contaran lo que nunca me pudieron contar.

Esta pieza está dedicada a mi abuela y a sus hermanas. Es una manera de devolverles su cariño. Una manera de hablar con ellas, de divertirme con ellas. Es una manera de intentar comprender aquello que sabemos que nunca entenderemos.”

“Abuela, un día me tienes que contar tu vida”, y me contestó “Mi vida no le interesa a nadie” y yo le dije: “A mí sí”. Sobre este “A mí sí” he construido Delicadas, y lo he hecho como me gusta, con fragmentos, trozos, con elementos que en apariencia no tienen relación, pero que configuran un universo en el que un rosal que estaba muerto súbitamente resucita. Alfredo sanzol

 

Otros links relacionados