Foto: Luz Helena Gallo En la obra actúan Víctor Hugo Grajales, Wilmar Saldarriaga, Leonardo González Ilovik y Césa
Foto: Luz Helena Gallo
En la obra actúan Víctor Hugo Grajales, Wilmar Saldarriaga, Leonardo González Ilovik y Césa

La obra ‘Máxima seguridad’ de la la poeta colombiana Piedad Bonnett llega hoy al Theater for the New City en Nueva York. Las tensiones, el drama y la lucha de poderes de los internos de una cárcel colombiana son el argumento de esta obra que llega a la cartelera teatral de Nueva York.

Los actores colombianos Víctor Hugo Grajales, Wilmar Saldarriaga y Leonardo González, conforman el elenco de esta obra en el Theater for the New City

Esta obra teatral se estreno en Colombia en el Teatro Libre en el año 2013, bajo la dirección de Nelson Celis, como parte de la celebración de los 40 años del grupo que lidera Ricardo Camacho. Uno de los espectadores de ese ciclo de estreno fue el actor manizaleño Germán Jaramillo, quien fue fundador del Libre y actualmente está radicado en Nueva York.

“Cuando yo vi la obra me impresionó mucho por la manera en que se mueve en los problemas internos de las cárceles, el soborno, la corrupción (…). El hecho de ser un tema de interés internacional y también un tema de actualidad también nos movió a hacer la obra en Nueva York”, cuenta Jaramillo, quien desde hace más de 10 años dirige el Id Studio Theater en esa ciudad.

El manizaleño decidió presentarle el texto a Crystal Field, directora del Theater for the New City. “Ella la recibió con mucho entusiasmo por ser una obra nueva, sobre todo de una dramaturga que es mujer y es una poeta tan célebre internacionalmente… Entonces decidimos producirla y traer como director invitado a Nelson Celis”, cuenta Jaramillo.

La obra comienza este jueves una temporada que irá hasta el 14 de junio en el Theater for the New City. La encargada de la traducción al inglés fue la argentina Lucia della Paolera y Bonnett apunta que no fue una tarea sencilla.

“Esa traducción era muy delicada porque buena parte de los parlamentos son en puro argot presidiario. Cuando yo escribí la obra hice cosas como reunirme con un chico que estuvo preso mucho tiempo y me dio un montón de claves. También me hice a un diccionario del argot carcelario que me hizo llegar Nelson Celis… Entonces ella afinó la traducción consultando conmigo”, cuenta la poeta colombiana.

La afinación se trasladó también a los ensayos previos, apunta Celis, quien para esta versión cuenta con los actores Víctor Hugo Grajales, Wilmar Saldarriaga, Leonardo González Ilovik y César Morales, que también hizo parte del elenco colombiano.

“Con los actores investigamos también que términos podríamos usar que fueran parecidos o trataran de decir lo mismo para que no se volviera una traducción tan literaria. Fue un proceso muy interesante”, agrega.
Según el director, el espacio escenográfico conserva los mismos elementos de la puesta original, aunque en esta ocasión se optó por no utilizar rejas y crear la atmósfera del encierro por medio de luces.

Jaramillo complementa que la producción ha llamado la atención de sectores de la academia de esa ciudad y por eso se programó un panel de discusión sobre la situación carcelaria actual.

Además de producir esta adaptación, Jaramillo ya había estrenado en el 2004 en Nueva York versiones de tres grandes clásicos del teatro colombiano del siglo XXI: Guadalupe años sin cuenta, del Teatro La Candelaria; La agonía del difunto, de Esteban Navajas, y En la diestra de Dios Padre, de Enrique Buenaventura.

Fuente: Eltiempo.com

Opiniones / Comentarios

Otros links relacionados