Nuevas apps que contribuyen a las investigaciones sobre asma, cáncer de mama, enfermedades cardiovasculares, diabetes y enfermedad de Parkinson.

20150417_iPhone_6_Svr_Family_Apps-PRINT_2

Apple anunció ResearchKit, software de código abierto diseñado para la investigación médica que ayuda a científicos y profesionales de la salud a recopilar, con más frecuencia y precisión, datos de participantes que usan apps del iPhone®. Reconocidas instituciones de investigación ya han desarrollado apps con ResearchKit para estudios sobre asma, cáncer de mama, enfermedades cardiovasculares, diabetes y enfermedad de Parkinson.* Los usuarios deciden si quieren participar en el estudio y cómo comparten sus datos.

“Las apps de iOS ya ayudan a millones de personas a controlar y mejorar su salud. Con millones de usuarios de iPhone en todo el mundo, vimos una oportunidad para que Apple tuviera un impacto aún mayor al permitirle a la gente participar en la investigación médica y contribuir con ella”, afirma Jeff Williams, vicepresidente senior de Operaciones de Apple. “ResearchKit le da a la comunidad científica acceso a una población mundial diversa y a más formas de recopilar datos”.

ResearchKit convierte el iPhone en una poderosa herramienta para la investigación médica. Cuando el usuario lo autoriza, las apps pueden acceder a datos de la app Salud, como peso, presión arterial, niveles de glucosa y uso del inhalador para el asma, que se miden con dispositivos y apps de terceros. HealthKit™ es un marco de software que Apple incorporó con iOS 8 para brindarles a los desarrolladores la capacidad de que las apps de salud y bienestar se comunicaran entre sí. ResearchKit también puede solicitarle al usuario acceso al acelerómetro, micrófono, giroscopio y sensores de GPS en el iPhone para obtener información sobre la forma de caminar, las discapacidades motoras, el bienestar, el habla y la memoria de un paciente.

ResearchKit también permite reclutar participantes para estudios a gran escala, con lo cual se accede a una amplia muestra representativa de la población y no sólo a aquellos que se encuentran cerca de una institución. Los participantes del estudio pueden completar tareas o enviar encuestas directamente desde la app, y gracias a esto, los investigadores pierden menos tiempo en trámites y se dedican más al análisis de datos. ResearchKit permite que los investigadores presenten un proceso de consentimiento informado interactivo. Los usuarios eligen en qué estudios participar y los datos que quieren brindar en cada estudio.

“Nos entusiasma usar las nuevas herramientas de ResearchKit de Apple para tener más participantes y recopilar rápidamente más datos mediante el uso de una app de iPhone. La información que obtenemos es un paso más hacia el desarrollo de una atención más personalizada”, dijo la doctora Patricia Ganz, docente de la Facultad de Salud Pública de UCLA y directora de Investigación para la Prevención y el Control del Cáncer en el Centro Oncológico Integral Jonsson de UCLA. “El acceso a datos de salud más diversos informados por los pacientes nos permitirá aprender más sobre las secuelas a largo plazo de los tratamientos contra el cáncer y nos brindará un mejor entendimiento de la experiencia de la paciente con cáncer de mama”.

“Cuando se trata de investigar cómo diagnosticar mejor y prevenir una enfermedad, las cifras son muy importantes. Al usar el nuevo marco de ResearchKit de Apple, podemos ampliar la participación más allá de nuestra comunidad local y recopilar muchos más datos que nos permitirán comprender cómo funciona el asma”, dijo Eric Schadt, PhD, profesor de Genómica de Jean C. y James W. Crystal de la Facultad de Medicina Icahn de Mount Sinai, y director fundador del Instituto Icahn de Genómica y Biología Multiescala. “Con los sensores avanzados del iPhone, podemos modelar mejor la afección del paciente de asma para brindar un tratamiento más preciso y personalizado”.

Desarrollada por la Facultad de Medicina Icahn de Mount Sinai y LifeMap Solutions, la app Asthma Health está diseñada para facilitar la educación y el autocontrol del paciente con asma, promover cambios positivos en su conducta, y reforzar el cumplimiento del tratamiento según las guías actuales sobre el asma. El estudio registra patrones de síntomas en una persona y potenciales desencadenantes para que los investigadores puedan descubrir nuevas maneras de personalizar el tratamiento de esta enfermedad.

La app Share the Journey, desarrollada por Dana-Farber Cancer Institute, Penn Medicine, Sage Bionetworks y el Centro Oncológico Integral Jonsson de UCLA, es un estudio de investigación que intenta comprender por qué algunas sobrevivientes del cáncer de mama se recuperan más rápido que otras, por qué sus síntomas varían con el paso del tiempo y qué puede hacerse para mejorarlos. Share the Journey utilizará encuestas y datos del sensor en el iPhone para recolectar y controlar cambios cognitivos, de humor y fatiga, alteraciones del sueño, y reducción del ejercicio.

Desarrollada por Stanford Medicine, la app MyHeart Counts mide la actividad física y utiliza información de estudios y factores de riesgo para que los investigadores puedan evaluar con más precisión cómo la actividad y el estilo de vida de un participante se relacionan con la salud cardiovascular. Al estudiar estas relaciones a gran escala, los investigadores podrán comprender mejor cómo mantener el corazón más saludable.

El Massachusetts General Hospital desarrolló la app GlucoSuccess para comprender cómo los diferentes aspectos de la vida de una persona, como dieta, actividad física y medicamentos, afectan los niveles de glucosa en sangre. La app también puede ayudar a que los participantes identifiquen cómo sus elecciones alimentarias y la actividad se relacionan con mejores niveles de glucosa, lo que les permite ver correlaciones con claridad y desempeñar un papel más activo en su propio bienestar.

Desarrollada por Sage Bionetworks y la Universidad de Rochester, la app Parkinson mPower ayuda a que las personas con la enfermedad de Parkinson controlen sus síntomas registrando actividades con los sensores del iPhone. Estas actividades incluyen un juego de memoria, golpes con el dedo, hablar y caminar. Los datos de actividades y estudios del teléfono se combinan con datos de muchos otros participantes para contribuir con la investigación del Parkinson a una escala imposible hasta ahora, lo que la convierte en la más integral del mundo.

ResearchKit se lanzará como un marco de código abierto el próximo mes, y los investigadores tendrán la posibilidad de contribuir con módulos de actividad específicos en el marco, como pruebas de memoria y de la forma de caminar, y compartirlos con la comunidad científica mundial para conocer más sobre la enfermedad. Para más información, visita www.apple.com/la/researchkit.

Opiniones / Comentarios

Otros links relacionados